Marcos de Quinto: “Tanto Urquijo como yo deberíamos dar paso a un tercero para presidir Abengoa”

Marcos de Quinto, candidato a presidir el grupo, asegura que “lo que hace el actual consejo reprobado es buscar enterradores en vez de médicos” y se queja de que haya ocultado información a los minoritarios

Marcos de Quinto, en una foto de archivo.
Marcos de Quinto, en una foto de archivo.Pablo Monge

El pasado martes, Abengoa SA celebró una junta general extraordinaria a instancias de un grupo de accionistas minoritarios descontentos con el presidente, Gonzalo Urquijo, y el consejo de administración del grupo, de los que pedían su destitución. Sorpresivamente, los minoritarios, reunidos en Abengoashares, se convirtieron en mayoritarios y obtuvieron la victoria con el 66% de los votos emitidos (el 28% del total del capital). Lograron reprobar y desbancar al consejo, pero no pudieron colocar a los nuevos consejeros que proponían, presididos por Marcos de Quinto, exdiputado de Ciudadanos y exejecutivo de Coca-cola.

Según la dirección de Abengoa, la propuesta se había formalizado fuera de plazo. De esta manera, la sociedad matriz quedó descabezada, pero los siete miembros del consejo se mantienen en el de la filial Abenewco1, que tiene el negocio y la actividad. Abengoa SA posee el 78%, que está hipotecado con los acreedores y si se ejecuta el plan previsto, el próximo 5 de diciembre pasaría a tener el 2,7% de Abenewco1, que pasaría a ser la cotizada. Los minoritarios pusieron en duda esta valoración, que sitúa a la matriz en causa de disolución con un patrimonio negativo de 388 millones de euros.


“No tengo otra aspiración que fraguar un acuerdo que salve la empresa”

Como reacción a las actuaciones de Abengoashares, la dirección del grupo programó otra junta extraordinaria para los días 21 y 22 de diciembre, en primera y segunda convocatoria, en la que propone nombrar un nuevo consejo de administración de la matriz formado por tres personas, al margen de las siete que ya están en la filial. Esta acción ha sido calificada por los minoritarios como una maniobra para liquidar la matriz. Abengoashares, ante eso, también se plantea proponer tres personas para el consejo de la matriz, algo que tiene que hacer en un plazo de cinco días desde la convocatoria.

En paralelo, el grupo se encuentra en una larga negociación para cerrar el que sería su tercer plan de reestructuración. Sin embargo, el plan ha encallado al rechazar la Junta de Andalucía aportar los 20 millones que se le habían asignado y a los que, según la empresa, se había comprometido. El grupo ha acordado la financiación de 230 millones con aval del ICO del 70%; líneas de avales de 300 millones con apoyo del Cesce; quita del 50% de la deuda con los acreedores financieros y una solución para la deuda comercial con los proveedores, a los que se les ofrece el 5% de los flujos de caja y fondos procedentes de la venta de activos. Previamente, realizó dos planes, uno en 2017 con una quita y recapitalización de deuda por valor de 7.000 millones y otro en 2019 de 3.000 millones (total, una quita del 95%). En esas reestructuraciones, la empresa creó varias sociedades intermedias (Abenewco1, Abenewco2 y Abenewco2 bis) a la que fue traspasando los activos dejando vacía la matriz por exigencia de los acreedores para poder ejecutar sus garantías.

“Nos han negado varias veces el informe de auditoría”

En este entrevista, telemática, el aspirante a presidir el grupo, Marcos de Quinto, sostiene que no tiene otra aspiración que llegar a un acuerdo con todas las partes que permita a la empresa sobrevivir y que tanto Urquijo como él deberían dejar paso a un tercero al frente del grupo, del que cree que tiene futuro. Eso significa que habría que darse prisa para un acuerdo, ya que la impugnación que plantean los minoritarios debe presentarse antes de que pasen cinco días de la junta. De Quinto, que considera un escándalo que no les hayan dejado ver el informe de auditoría y que debiera intervenir la CNMV, asegura que no le mueve ningún ego y que su principal objetivo es que se trate bien a los minoritarios, que, a su juicio, han sido ninguneados por la actual dirección.

Pregunta.- ¿Usted es accionista minoritario de Abengoa?

Respuesta.- No, no lo soy.

P.- ¿Por qué decidió entrar en esta pelea? ¿Cómo y cuándo le contactaron?

R.- Hace algo más de un mes y desde el primer momento mi intención ha sido encontrar una solución de consenso, evitando las peleas, porque en las peleas suelen perder todas las partes. No tengo otra aspiración que fraguar un acuerdo que salve la empresa. Lo importante es encontrar una solución que tranquilice a todos, se trata de que la empresa sobreviva.

P.- ¿Se refiere a que ha hablado con los acreedores?

R.- Mantenemos contactos. Estoy intentando llegar a un acuerdo para solucionar todo antes de presentar la impugnación a la decisión de la dirección en la junta de accionistas de no aceptar los nombramientos. Es importante alcanzar un consenso y llegar a un acuerdo para que la empresa no se paralice.

P.- ¿Y ha hablado con la actual dirección?

R.- Con la actual dirección, lo tenía previsto, por supuesto, de haber podido tomar el control del consejo de administración.

P.- A usted le gustan los retos. Ha pasado de la empresa a la política y ahora vuelve a otro reto importante en la arena empresarial, ¿se ve presidente de Abengoa?

R.- Ser presidente de Abengoa me parece menos importante que el que los accionistas minoritarios sean escuchados en sus legítimas demandas. De hecho, valoro la posibilidad de que -de llegar a un acuerdo- tanto Gonzalo Urquijo, cuya credibilidad con el accionariado se ha visto seriamente dañada, como yo cediéramos la presidencia de Abengoa a un tercero que concitara el consenso de accionistas, acreedores e instituciones, en tanto ello redundara en beneficio del proyecto.

P.- Sorpresivamente, lograron acumular más votos que la dirección, teóricamente respaldada por los bancos acreedores y fondos de inversión, ¿se siente un David contra Goliat?

R.- Efectivamente, los integrantes de Abengoashares -no yo- tienen mucho mérito, porque son inversores particulares, no son especuladores, no son inversores profesionales. Son gente normal que han visto cómo sus ahorros pueden desaparecer por culpa de un consejo de administración que no defiende a sus accionistas (han ganado en junta general con un 66% de los votos), sino que más bien parecen responder a las indicaciones de otros intereses. Quiero subrayar que gran parte de este colectivo ha sufrido ya dos reestructuraciones previas y en la gran parte de los casos la pérdida acumulada de sus ahorros es superior al 90%.

“Es un escándalo que no se haya producido la formulación de cuentas del 2019″

P.- Parece que usted no es presidente de Abengoa SA por haber presentado Abengoashares la lista de nuevos consejeros fuera del plazo de legal, al menos eso es lo que esgrime la dirección actual para no haber aprobado el punto de nombramientos, ¿por qué tardaron tanto en comunicarlo?

R.- Según el artículo 518.c del texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital, la obligación de proponer los consejeros con antelación corresponde a la sociedad, no a los accionistas.

P.- ¿A qué cree usted que responde que convocara otra junta extraordinaria justo después de que ustedes anunciaran la lista del consejo que proponían?

R.- Porque para esa fecha, si no se remedia y se producen medidas cautelares, Abengoa SA habrá dejado de tener el 100% de Abenewco1, que es donde quedará el verdadero negocio y donde el actual consejo reprobado planea migrar, y pasará a ser una sociedad en liquidación.

P.- ¿Le sorprende que los tres consejeros que proponen sean personas expertas en derecho concursal?

R.- Precisamente a eso me refiero. Con todo mi respeto hacia esas personas, a las cuales no tengo el gusto de conocer, lo que el actual consejo reprobado hace es buscar enterradores para Abengoa SA en vez de médicos.

P.- El caso es que la matriz se ha quedado descabezada, ¿le parece que tendría que cesar también de la filial?

R.- Un consejo de administración se debe a sus accionistas, que son los propietarios de la empresa, y lo que no cabe en cabeza alguna es que actúen en contra de la voluntad explicitada por dichos accionistas en junta general extraordinaria. Yo, que he sido consejero de algunas empresas, no me atrevería hacerlo, más que nada por las previsibles responsabilidades patrimoniales personales que pudieran derivarse. No me extrañaría ver alguna que otra dimisión en el reprobado consejo.

“La credibilidad de Urquijo se ha visto seriamente dañada”

P.- Abengoashares ha anunciado que lo va a recurrir ante el juzgado mercantil, ¿cree que prosperara?

R.- Espero que la justicia haga justicia, como ha de ser.

P.- ¿Cree que este grupo tiene salvación?

R.- Claro que sí: está en un sector pujante y tiene una implantación envidiable. Solo requiere dejarse de líos en lo que respecta a discutir cómo repartirse las judías y empezar a remar juntos para conseguir más judías. Hay que enfocarse en el negocio y cerrar la fuga de talento que está provocando toda esta incertidumbre.

P.- ¿Aprueba el plan de reestructuración que presentó el actual equipo directivo?

R.- Si, en un 70%, pese a la nula información financiera que el actual consejo nos ha proporcionado.

P.- ¿Qué necesita cambiar?

R.- Primero, necesitamos conocer fehacientemente, la situación de la empresa. La formulación de cuentas del 2019, debidamente auditada, aún no se ha producido. Esto es un verdadero escándalo en el que, creo, la CNMV debiera intervenir de oficio. Adicionalmente, instar al preconcurso de Abengoa SA en base a un informe de valoración de KPMG que no se ha compartido con los propios dueños de Abengoa (el 66% del capital representado en la junta general de accionistas) sería también otro escándalo en cualquier país.

P.- Ustedes han pedido el informe de auditoría, ¿se lo han dado?

R.- Varias veces, pero nos lo han negado. Cuando unos administradores no son transparentes, es lógico que levanten todas las sospechas del mundo.

P.- ¿Y qué se temen?

R.- Yo no temo nada. Los que temen son los que hacen malabarismos para impedir que tomemos el control y accedamos a la información que nos ocultan.

P.- ¿Modificaría la actual estructura? Según el plan, Abengoa SA pasaría a tener solo el 2,7% de la filial Abenewco1.

R.- El hecho de comunicar a los accionistas de Abengoa SA, que detentan el 100% de capital de Abenewco1, que su empresa prácticamente deja de existir y que se quedan con un 2,7% de la filial, requiere (¡al menos!) compartir cifras seriamente auditadas con ellos, así como dar una explicación profunda de su gestión.

P.- El mismo día de la junta extraordinaria terminaba el nuevo plazo que se habían dado los acreedores y la empresa para cerrar el acuerdo con la Junta de Andalucía para la aportación de 20 millones y que no ha logrado. La empresa no ha anunciado un nuevo plazo. ¿Cree que hay fondos que ya han dicho basta? ¿ha hablado usted con alguno de esos fondos?¿cómo juzga la actitud de la Junta de Andalucía?

R.- Me va a disculpar, pero voy a evitar hacer declaración alguna que pueda afectar a la futura financiación de Abengoa, porque no es nuestra intención perjudicar a la sociedad, sino defenderla de sus reprobados gestores. Si esto fuera El Círculo de Tiza Caucasiano de Bertold Brecht, Abengoashares dejaría de tirar “del brazo de la muñeca”. Todavía estamos en el momento del consenso y de la responsabilidad, a fin de lograr que la viabilidad de Abengoa sea una realidad.

P.- Mientras, el Gobierno anunciaba que no se podrán presentar concursos de acreedores hasta febrero, ¿esto alivia?

R.- Todo alivia…, pero lo que más aliviaría sería encontrar el necesario consenso para empezar ya, de una vez por todas, a remar todos en la misma dirección.

P.- Por cierto, ¿están los antiguos propietarios, la familia Benjumea y otras familias, dentro de Abengoashares?

R.- No sé si los votos de la familia Benjumea fueron computados o invalidados. Es difícil extraerlo de los datos públicos aportados. No obstante viendo el equilibrio de fuerzas, es posible que el voto fuese a favor de AbengoaShares.

Sobre la firma

Miguel Ángel Noceda

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción