Crisis del coronavirus

El INE contrata el rastreo de los turistas a través de los móviles durante dos años y medio

El estudio encargado a Telefónica, Vodafone y Orange por un millón de euros permitirá conocer el impacto del coronavirus en el turismo hasta finales de 2021

Dos turistas revisan su móvil en Barcelona.
Dos turistas revisan su móvil en Barcelona.MASSIMILIANO MINOCRI / EL PAÍS

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha adjudicado a las tres grandes operadoras de telecomunicaciones nacionales (Telefónica, Orange y Vodafone) los respectivos contratos para llevar a cabo un rastreo de los movimientos de turistas nacionales y extranjeros a partir del posicionamiento de sus teléfonos móviles hasta finales de 2021. El importe de la contratación asciende en total a cerca de un millón de euros, según consta en diferentes números del Boletín Oficial del Estado publicados este mes.

Se trata de “un estudio piloto de explotación de datos agregados de telefonía móvil a partir de la cual conocer los movimientos de los turistas y excursionistas residentes y extranjeros, desagregando la información por comunidades, provincias y municipios, por los que transcurren sus viajes y excursiones, así como el país o países por los que transcurren los viajes de los turistas residentes nacionales cuando salen al extranjero”, según argumenta el INE.

El informe dispondrá de información de 30 meses: desde julio hasta diciembre de 2019 y los años 2020 y 2021 completos. Fuentes del INE señalan que la realización del estudio estaba prevista antes de la declaración de la pandemia del coronavirus, pero ahora se aprovechará para analizar los movimientos de la población tanto en el primer confinamiento duro tras el estado de alarma como en los diferentes confinamientos perimetrales regionales y municipales en la segunda ola de la pandemia.

En total, el INE va a pagar por esta información a las operadoras 999.000 euros. Este viernes se publicó en el BOE el contrato con Vodafone, de 349.000 euros. Anteriormente se había formalizado el de Orange, con un importe de 342.000 euros, y el de Telefónica, por 308.000 euros.

El INE ya mide los movimientos de turistas con las encuestas de Turismo de Residentes (Familitur) y de Movimientos Turísticos en Fronteras (Frontur) pero, en ambos casos, “el coste de la recogida de datos es elevado y los resultados no proporcionan una buena movilidad geográfica, al limitarse a una comunidad autónoma como máximo”, según explica Estadística. Los datos proporcionados por las compañías de móvil son mucho más precisos pues, gracias a los acuerdos de roaming con las compañías extranjeras, pueden conocer en cada momento los desplazamientos de los turistas extranjeros.

El Instituto Estadístico considera que “el conjunto de individuos del que disponen las operadoras es mucho mayor que el de las muestras de las encuestas tradicionales, considerando que un amplio porcentaje de la población dispone de móvil y que las principales operadoras tienen en torno a un 25% de cuota de mercado cada una”.

Un estudio polémico

No es la primera vez que el INE recurre a las operadoras para conocer los movimientos de los ciudadanos. En octubre de 2019, EL PAÍS desveló el primero de estos contratos desatando una fuerte polémica por los posibles problemas de privacidad y protección de datos personales. El organismo público tuvo que aclarar que en este tipo de seguimientos en ningún caso se recibe información o datos personales de los titulares de los terminales, ya que las operadoras proporcionan datos agregados y anonimizados, sin posibilidad de detallar por cada usuario.

Las compañías tendrán que entregar los primeros datos al INE entre noviembre y diciembre de este año, para integrar la información y elaborar los productos de difusión durante el primer trimestre de 2021. A partir de entonces, comenzará la publicación mensual, 30 días después de finalizar el mes, según se detalla en el proyecto técnico.

La pandemia de la covid-19 ha supuesto un desplome sin precedentes de la llegada de turistas extranjeros que en términos acumulados ha caído un 74,9% hasta finales de septiembre, con 16,8 millones de visitantes frente a 67 millones que se registraron en los primeros nueve meses del año anterior.

Los rebrotes causaron incluso un empeoramiento en el mes de septiembre, con un descenso del 87% de turistas foráneos, 12 puntos más que en los meses de julio y agosto. Apenas llegaron 1,1 millones de extranjeros en el mes, y apenas seis millones en los meses de julio, agosto y septiembre (en junio fueron 200.000).

Lo más visto en...

Top 50