PRESUPUESTOS AUTONÓMICOS

Ciudadanos asegura que tiene el compromiso del presidente Ximo Puig de que no subirá impuestos

El portavoz de la formación naranja Toni Cantó no cree posible una coalición con los socialistas para gobernar la Generalitat

El portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó, en el centro, con el presidente de la patronal CEV, Salvador Navarro, momentos antes de su entrevista este lunes en València.
El portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó, en el centro, con el presidente de la patronal CEV, Salvador Navarro, momentos antes de su entrevista este lunes en València.Europa Press / Europa Press

El líder de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana, Toni Cantó, ha insistido este lunes en que tiene el compromiso y la “palabra” del presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, de no subir los impuestos, su principal condición para apoyar los presupuestos de 2021 junto a un plan de rescate económico de 100 millones.

Eso sí, ha remarcado que no ve “futurible” ni cree que sea posible un Gobierno valenciano entre el PSPV y Cs (sumarían 45 escaños en un hemiciclo de 99), tras las últimas discrepancias entre los socialistas y la vicepresidenta del Consell y coportavoz de Compromís, Mónica Oltra, por las cuentas de la Consejería de Igualdad y las restricciones contra el coronavirus. “No creo que nunca se vaya a dar esa situación”, ha zanjado.

Cantó, en declaraciones antes de una reunión este lunes con la patronal autonómica CEV, ha asegurado que en su partido son “optimistas” con la posibilidad de apoyar los presupuestos, aunque ha recordado que sus condiciones son no tocar la fiscalidad y un plan para “rescatar la economía valenciana”. Cantó ha mantenido en las últimas semanas varias reuniones con el presidente Puig para negociar las cuentas autonómicos del año próximo, que superan los 25.000 millones de euros.

Su propuesta consiste en inyectar 80 millones en los sectores afectados por las últimas medidas (hostelería, ocio nocturno y comercio), junto a 10 millones para reeditar el bono turístico Viatgem CV, y otros 10 a fondo perdido para que la gente pueda gastar en tiendas de proximidad y así acabar con la imagen “desoladora” de locales cerrados en ciudades como València.

Cantó ha justificado que Cs sea el único partido de la oposición que no ha presentado una enmienda a la totalidad al proyecto de presupuestos del Consell que arranca esta semana su tramitación en las Cortes Valencianas, a diferencia del PP y Vox, que sí la han registrado: “Es un año especial, tenemos que remar todos juntos y pactar”.

En esta línea, ha afirmado que mostró a Puig su intención de “renunciar” a la enmienda a la totalidad si aceptaban sus condiciones. “Me dio su palabra de que no iba a subir los impuestos. Para nosotros es suficiente, no es momento de cerrarse en máximos, sino de ser útiles”, ha defendido, ya que cree que “era de cajón” no iniciar una reforma fiscal en plena crisis.

El portavoz ha cargado contra la falta de unidad en el Consell —que gobiernan en coalición socialistas, Compromís y Unides Podem— para defender la colaboración público-privada, ya que no ve “la misma sensibilidad y voluntad” en el PSPV que en sus socios (Compromís y UP). Cantó ha denunciado que “renuncian a construir una sola plaza en residencias de mayores” y se ha preguntado por qué “demonizan” a la empresa.

“Siempre me ha preocupado, pero ahora más. No nos podemos permitir que los prejuicios ideológicos de Mónica Oltra o Rubén Martínez Dalmau —vicepresidente segundo, de UP— terminen perjudicando a los valencianos”, ha aseverado.

Paralelamente, Cantó ha mostrado su preocupación por la gestión de los fondos de reconstrucción de la UE y ha ofrecido al Consell una reunión con el líder de Cs en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, para este miércoles: “Nadie entendería que volviéramos a un plan E de Zapatero”.

Unos ingresos irreales, según la patronal

Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial Valenciana, ha valorado muy positivamente las peticiones de Cs porque cree que los presupuestos son “realistas” en gasto pero no tanto en ingresos, sobre todo con las “medidas cada día más duras en determinados sectores”.

También ha coincidido con Cantó en que la Generalitat va “renqueando” año tras año al incluir una partida reivindicativa por la infrafinanciación autonómica —este año vuelve a ser de nuevo de 1.336 millones— y en que hay “carga ideológica” a favor de lo público. “Su colaboración público-privada es de palabra, y a veces se las lleva el viento”, ha advertido.

La patronal diseñó un plan para la recuperación de la industria valenciana en materia de digitalización y economía colaborativa, estimado en 330 millones de inversión. “Queremos la complicidad de los partidos. Hay que tomar decisiones muy duras; tendremos que renunciar a algunas cosas para mantener el Estado del Bienestar”, ha avisado el presidente de la comisión de Industria de la patronal, Vicente Lafuente.

Más información

Lo más visto en...

Top 50