LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El déficit del conjunto de la zona euro se disparó hasta el 11,6% del PIB en el segundo trimestre

El desfase en las cuentas públicas se incrementó por el hundimiento económico

El presidente del Eurogrupo, Pascal Donohoe, y la jefa del BCE, Christine Lagarde, el pasado mes de septiembre en Berlín.
El presidente del Eurogrupo, Pascal Donohoe, y la jefa del BCE, Christine Lagarde, el pasado mes de septiembre en Berlín.HAYOUNG JEON / POOL / EFE

Un hundimiento económico fulminante, un desplome de los ingresos y un incremento del gasto para reforzar la sanidad, salvar empresas y proteger puestos de trabajo. El resultado de esa abrupta combinación tuvo como resultado una vertiginosa subida de los déficits y las deudas públicas en la zona euro. Si los países de la moneda única cerraban 2019 con un desfase en sus cuentas públicas que, en conjunto, llegaba al 0,8% del PIB, en el segundo trimestre del año este llegó al 11,6%, según la oficina estadística Eurostat. También la deuda pública creció, pasando del 86,2% al 95,1% del PIB.

Bruselas actualizará la primera semana de noviembre sus previsiones económicas para este año y el que viene. La pasada primavera, previó que el déficit en los 19 países de la moneda única volara este año hasta el 8,5% y la deuda creciera hasta el 102,7% del PIB. La Comisión podría haberse quedado corta al considerar que Europa podría controlar una eventual segunda ola de contagios sin medidas de restricción duras. El nuevo avance de la pandemia, sin embargo, desmiente esa tesis.

En cualquier caso, el segundo trimestre de 2020 se ha confirmado como el peor periodo económico por el que ha atravesado la Unión Europea desde la fundación del proyecto comunitario. La zona euro retrocedió en ese tramo del año un 11,8%, con grandes divergencias dentro del club: del desplome del 17,8% de España, muy dependiente del turismo al 4,5% de Finlandia. En medio, Alemania retrocedió un 9,7%, menos de lo que se esperaba.

Ante el temporal, varios Gobiernos, con Berlín a la cabeza sacaron la artillería para proteger a sus empresas. Según los últimos datos de la Comisión Europea, los Veintisiete han ayudado a sus sectores empresariales con 2,94 billones de euros. El 52,7% de esta cantidad corresponde a Alemania; el 15,2%, a Italia; el 14,1%, a Francia, y el 5%, a España. Además, los países han tenido que afrontar un aumento del gasto para financiar medidas de protección temporal del empleo como los ERTE.

Los datos de Eurostat muestran cómo esas medidas, junto al hundimiento económico, se trasladaron de inmediato a las cuentas públicas. Todos los países de la UE cerraron el mes de junio con déficits. En el conjunto de la zona euro, el boquete fue del 11,6%, mientras que en la UE fue del 11,4%. Alemania pasó del superávit de finales del año pasado a un déficit del 9,2% del PIB, mientras que Francia alcanzó el 11,6% y, fuera de la zona euro, Polonia el 19,8%. El Reino Unido ya no forma parte de la UE, pero su déficit alcanzó el 22,1% en ese periodo. No hay datos homogéneos para España, pero según Eurostat, el déficit sin desestacionalizar se situó en el 24,5% del PIB.

También la deuda pública dio un salto en toda Europa: del 86,2% del cuarto trimestre de 2019 al 95,1% en el segundo de 2020 en la zona euro. Los mayores incrementos de deuda respecto al PIB se produjeron, según Eurostat, en Chipre (+17,1 puntos porcentuales), Francia (12,8), Italia (11,8), España (11,1) y Croacia y Bélgica (11). En total, seis países (Bélgica, España, Francia, Italia, Chipre y Portugal) estaban ya por encima del 100% respecto al PIB.

Lo más visto en...

Top 50