Opinión
i

A vueltas con las pensiones

Políticamente, parece que cuesta mucho decir que “las pensiones no son sostenibles”

Un grupo de jubilados en Sevilla, a principios de septiembre.
Un grupo de jubilados en Sevilla, a principios de septiembre.PACO PUENTES / EL PAÍS

No hay espacio político ni políticos con espacio para plantearse qué puede ser de España en cinco o diez años. Pasarán las inclemencias de la covid-19 y habrá que lidiar con las consecuencias. No obstante, a la vuelta de esa página, probablemente estaremos de frente con problemas parecidos a los actuales: sin adaptar el sistema educativo y de ciencia a la realidad económica, sin un modelo energético claro y sin sostenibilidad para muchos servicios públicos. Una de las tareas pendientes más acuciantes es una estrategia creíble para la sostenibilidad de las pensiones. El debate es ya eterno, com...

Más información