Reino Unido anuncia nuevos planes para evitar despidos

El ministro de Economía, Rishi Sunak, presenta un segundo presupuesto de emergencia

El ministro de Economia británico, Rishi Sunak, en Londres
El ministro de Economia británico, Rishi Sunak, en LondresVictoria Jones/PA Wire/dpa / Europa Press

El ministro británico de Economía, Rishi Sunak, ha presentado este jueves en el Parlamento sus planes para evitar una oleada de despidos masivos cuando finalice octubre. Esa es la fecha en la que caduca el Jobs Retention Scheme (Plan de Retención de Empleo), un esquema similar al de los ERTE españoles pero inédito en la cultura laboral del Reino Unido, por el que el Gobierno ha llegado a pagar hasta el 80% del salario de los trabajadores obligados a permanecer recluidos en sus casas durante todos estos meses. Más de tres millones de trabajadores siguen recibiendo esas ayudas en la actualidad. Consciente de que las medidas, que han supuesto más de 40.000 millones de euros del erario público, no garantizaban la viabilidad de “puestos de trabajo zombis” destinados a desaparecer cuando el programa terminara, Sunak ha impulsado un nuevo paquete de medidas menos generoso y más selectivo, bautizado como Job Support Scheme (Plan de Apoyo al Empleo). “A medida que la economía vuelve a abrirse, sería un error mantener una serie de puestos de trabajo que solo sobreviven gracias a las ayudas. No puedo salvar cada negocio o cada empleo. Ningún ministro podría hacerlo”, ha admitido Sunak en la Cámara de los Comunes.

Bajo el nuevo esquema, que comenzará a aplicarse a partir de noviembre, las empresas podrán incorporar mayor flexibilidad al horario de sus empleados. El Gobierno asumirá hasta un 22% del salario total, siempre que los trabajadores cumplan al menos un tercio de lo que era su horario habitual. El empresario asumiría el pago de las horas trabajadas y un tercio de las no trabajadas. En definitiva, el empleado podría acabar recibiendo un 77% de su sueldo completo.

Junto al nuevo plan, Sunak ha anunciado la ampliación de los préstamos garantizados por el Estado que se aprobaron al principio de la pandemia, así como el aplazamiento del pago de algunos impuestos. Teatros, cines, hoteles, restaurantes y pubs seguirán pagando hasta marzo un IVA reducido (VAT, en la denominación inglesa) del 5%. La previsión de recuperar el 20% habitual, fijada para el próximo enero, se retrasa hasta finales de marzo. Los créditos fallidos renegociados por seis años podrán extenderse hasta diez años, y permitir únicamente el pago de intereses durante los próximos seis meses.

El presupuesto de emergencia diseñado por el Gobierno, que de nuevo se ha visto obligado a retrasar los grandes planes de inversión en infraestructuras prometidos en campaña por Johnson, ha sido acogido con frialdad por la oposición política, los agentes sociales y los analistas económicos. Las cifras estimadas para las nuevas ayudas apenas llegan a los 6.000 millones de euros (muy lejos del desembolso masivo de la primera reacción, en marzo), y los incentivos para los empresarios no son suficientemente atractivos como para que no decidan finalmente prescindir de parte de su plantilla en el actual panorama. Downing Street ya ha anticipado que las restricciones sociales para hacer frente a la segunda ola del virus se prolongarán al menos durante seis meses, y las nuevas instrucciones han supuesto un jarro de agua fría para unas empresas (especialmente el sector hostelero) que apenas comenzaban a remontar el vuelo. “Si sumamos al gasto previsto el efecto adverso que tendrá una economía débil sobre las finanzas públicas, el resultado puede ser que Gobierno se vea obligado a endeudarse en 400.000 millones más de euros para el ejercicio 2020-2021 (un 18,4% del PIB). Este panorama puede elevar el déficit público desde el 88,4% al 102%”, ha escrito Ruth Gregory, la economista jefe en el Reino Unido de la consultora Capital Economics.

“Sería deshonesto decir que existen soluciones libres de riesgo o que podemos dirigir el comportamiento de las personas hasta el punto de que desaparezca cualquier noción de responsabilidad personal”, ha afirmado Sunak. “Lo que era verdad al principio de esta crisis lo sigue siendo ahora. La respuesta depende de todos nosotros, y debemos aprender a vivir con esta nueva realidad. Sin miedo”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50