La ministra de Exteriores reclama a Europa evitar “la arbitrariedad” en la gestión de fronteras

González Laya admite que “habrá incertidumbre” en la movilidad durante los próximos meses

Javier Moreno pregunta a Arancha González Laya, este jueves durante el Foro Tendencias 2021. En vídeo, entrevista de Moreno a González Laya durante el Foro Tendencias 2021.FOTO: ANDREA COMAS / VÍDEO: EPV

Las restricciones fronterizas que imponen muchos países europeos a España por la incidencia del coronavirus lastran la recuperación del país. Este desafío, poco ligado a la política exterior, centra desde hace semanas la acción de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya. “Lo más dañino de la arbitrariedad en la gestión de fronteras es el cierre total. No vamos a matar moscas a cañonazos. Hay que ofrecer respuestas proporcionadas”, ha reclamado este jueves la titular de Exteriores en una conversación con el director de EL PAÍS, Javier Moreno, organizada en el Foro Tendencias que celebra el diario en Madrid.

Al citar la clausura de fronteras, la ministra aludía la decisión drástica que ha adoptado Hungría de bloquear el paso a cualquier ciudadano comunitario, pese a que este Estado forma parte del espacio Schengen de libre circulación. Sin llegar a ese extremo, muchos países europeos restringen la movilidad hacia España (con cancelación de vuelos, cuarentenas y otras trabas) debido a los efectos que ha provocado la segunda ola de coronavirus en el territorio español. Preguntada sobre estos obstáculos, González Laya ha confiado en que Bruselas recomiende en pocos días ampliar los datos que se toman como base para limitar los movimientos en la UE, más allá del número de infectados de coronavirus. Pese a todo, ha vaticinado que la confusión en este terreno se prolongará: “No nos engañemos, habrá un periodo de incertidumbre. Pero necesitamos reducir la zona de grises”.

Más allá de las urgencias del coronavirus, la jefa de la diplomacia se ha referido a otro elemento más estructural de los tránsitos fronterizos: la migración. Con el pacto migratorio europeo empantanado desde hace años en Bruselas, la ministra ha exigido una respuesta solidaria que permita compartir la responsabilidad sobre los migrantes que llegan a los Estados con frontera exterior de la UE (España entre ellos) y ha afeado —sin dar nombres— la actitud de quienes se niegan a participar. “No podemos permitir que haya Estados que digan: ‘esto no va conmigo’. Hay que buscar vías legales para la migración porque Europa necesita migrantes”, ha argumentado. Algunos socios del Este como Polonia y Hungría rechazan frontalmente la acogida de migrantes y refugiados.

Sin admitir expresamente que el Gobierno no ofrecerá acoger menores no acompañados procedentes del gran campo de refugiados incendiado en Lesbos (Grecia), la ministra ha alegado que España ya se hace cargo de un número importante de menores no acompañados, especialmente los arribados a Canarias, donde “las llegadas se han multiplicado por siete”. Respecto al modus operandi de estos desplazamientos, González Laya ha arremetido contra las mafias que trafican con migrantes: “Hay que tener tolerancia cero con ellas. Muchas se encuentran en nuestro territorio comunitario”.

Fuera del ámbito europeo, la ministra asiste esta tarde a una cita clave para definir la posición de Europa y buena parte de Latinoamérica frente al escenario electoral en Venezuela. Ante la pregunta de qué expectativas existen sobre ese encuentro del grupo internacional de contacto —liderado por la UE e integrado también por Argentina, Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Uruguay—, González Laya se ha referido a una posible misión de observación electoral europea como garantía de que las próximas elecciones legislativas sean democráticas. “Europa tendrá que platearse si enviamos una misión de observación, siempre que se cumplan las condiciones de partida”, ha avanzado.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50