_
_
_
_

CaixaBank y Bankia se disparan en Bolsa tras el inicio de negociaciones para su fusión

La operación impulsa a números verdes toda la banca cotizada y, muy especialmente, a las entidades llamadas a participar en futuras operaciones de consolidación

Ignacio Fariza
Paneles de cotización de algunos bancos, en el parqué de Madrid.
Paneles de cotización de algunos bancos, en el parqué de Madrid.Altea Tejido Sánchez (EFE)

El parqué ha acogido con los brazos abiertos el anuncio de CaixaBank y Bankia de que están negociando su fusión para crear la mayor entidad financiera de España. Las acciones de la antigua caja de ahorros catalana remontaron algo más de un 12% y las de la excaja madrileña se dispararon un 33%. La fuerte subida de ambas impulsa a toda la banca cotizada: el Santander se anotó un 3,4%, el BBVA un 5,2%, y el Sabadell y Bankinter —dos claros candidatos a participar en el proceso de consolidación del sector— un 13,8% y un 5,3% respectivamente. Fuera del selectivo, las entidades más pequeñas como Unicaja y Liberbank —también llamadas a tener voz y voto en futuras fusiones—, subieron algo más del 13% en una jornada en la que los números rojos fueron la nota predominante y en la que los parqués europeos cerraron claramente en rojo arrastrados por las malas noticias que llegaban de Wall Street.

Tras varios meses en los que había ejercido de lastre sobre el Ibex 35, la banca se convierte este viernes en la mejor aliada del parqué español, que lidera las subidas en el Viejo Continente. El jueves, horas antes de que CaixaBank y Bankia comunicasen sus intenciones a la CNMV, el sector bancario ya fue el que mayores alzas se apuntó en el selectivo.

Más información
Sedes de Caixabank y Bankia
 EUROPA PRESS
 04/09/2020
CaixaBank y Bankia estudian su fusión para crear el mayor banco en España
CaixaBank y Bankia: el nacimiento de un gigante, en datos

La operación —en plena pandemia de covid-19, que amenaza con hacer un importante agujero en el sector financiero; el segundo en una década tras la pasada crisis—, ha de contar con el beneplácito del Gobierno, imprescindible para que salga adelante: el Estado tiene el 62% del capital de Bankia desde su multimillonario rescate, en 2012. El objetivo, verbalizado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, es “la optimización de su capacidad de recuperación de ayudas”: en plata, recuperar el máximo de dinero posible tras aquella entrada apresurada en el capital para evitar el derrumbe de la entidad. La operación, sin embargo, cuenta con la oposición del socio de Gobierno del PSOE, Podemos, que la calificado de “preocupante para la economía española”.

Tanto el Banco Central Europeo (BCE) como el Banco de España han dejado entrever en los últimos días su apoyo a fusiones en el sector financiero comunitario y, particularmente, español. “Existe margen para que se produzca alguna consolidación en el sector que contribuya a hacer que las entidades, y el sistema en su conjunto, sean más resistentes”, dijo el martes el máximo responsable del supervisor español, Pablo Hernández de Cos, durante su intervención en el curso de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la APIE. Horas antes, en ese mismo foro, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, tildó de “urgente” acelerar en un proceso que este jueves por la noche ha echado definitivamente a andar tras años de especulaciones y desmentidos.

CaixaBank es la tercera mayor entidad bancaria española, con 4.000 oficinas y 27.500 empleados solo en España, mientras que Bankia —la cuarta en el ranking— añade otras 2.300 sucursales y 16.000 empleados. En el primer semestre, la entidad catalana ganó 205 millones de euros (un 67% menos que un año antes), mientras que la antigua caja de ahorros madrileña obtuvo un beneficio neto de 142 millones, un 64% menos. Los activos conjuntos de ambas —concentrados mayoritariamente en suelo español— suman algo más de 600.000 millones de euros solo en suelo español (excluyendo el negocio de CaixaBank en Portugal), superando al Santander en territorio nacional. De concretarse la hoja de ruta para su fusión, José Ignacio Goirigolzarri (Bankia) accedería a la presidencia del conglomerado resultante, con Gonzalo Gortázar (CaixaBank) como consejero delegado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Ignacio Fariza
Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS. Ha trabajado en las delegaciones del diario en Bruselas y Ciudad de México. Estudió Económicas y Periodismo en la Universidad Carlos III, y el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_