CRISIS DEL CORONAVIRUS

Guindos advierte de una recuperación más débil del empleo que del resto de variables económicas

El vicepresidente del BCE observa una “pérdida de intensidad” en el rebote a la luz de las cifras de agosto y cree que el regreso a los niveles previos a la crisis será “incierto, incompleto y desigual”

Luis de Guindos, durante su intervención en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. FOTO: PEDRO PUENTE HOYOS / EFE | VÍDEO: EFE

La actividad económica prosiguió en agosto su rebote tras el confinamiento, pero a un ritmo menos intenso. Y las cicatrices que dejará sobre el mercado de trabajo serán mucho mayores que sobre el resto de la economía. El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha alertado este martes del riesgo de que la recuperación europea sea mucho menos intensa en empleo que en otras variables macroeconómicas y ha llamado a “analizarlo” para evitar que “se quede atrás”.

En su intervención en el curso de verano organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y el BBVA, Guindos también ha advertido ante la pérdida de intensidad del crecimiento en el último mes, tras el fuerte repunte registrado en julio, y ha calificado la recuperación de “incierta, incompleta y desigual” tanto por países como por sectores. “En el tercer trimestre esperamos un incremento importante de la actividad económica, aunque hemos visto que los datos de julio fueron muy fuertes mientras que los de agosto han perdido algo de intensidad, sobre todo indicadores adelantados”.

A la luz de los últimos datos, el exministro de Economía español durante el Gobierno de Mariano Rajoy ve un cierto “comportamiento divergente” de la economía española en comparación con el resto de la eurozona, algo que puede venir marcado por la evolución del turismo, con un peso mucho mayor en el PIB nacional que en el del resto de grandes países de la moneda única. “Son avisos que hay que tener en consideración”, ha advertido Guindos. Pero no toda la ralentización en el ritmo de recuperación español tiene que ver con el turismo: la atonía de la actividad manufacturera también hizo mella. Según los datos la última encuesta PMI, esta pasó de los 53,5 puntos de julio a los 49,9 de agosto, entrando ligerísimamente en zona de decrecimiento.

Si bien el zarpazo de la crisis sobre la tasa de paro se ha logrado contener gracias a los mecanismos de mantenimiento del empleo (fundamentalmente, los ERTE), aún está por ver cómo quedará la foto final. “Esta es una de las cuestiones fundamentales que tendremos que analizar: la intensidad de generación de empleo con la recuperación que se ha iniciado”, ha dicho el vicepresidente del Eurobanco, para ver si “la recuperación no es tan intensa en la generación de empleo”, a fin de evitar problemas de “equidad”. Hasta ahora, si algo ha demostrado esta crisis a escala global es que tiene dinámicas claramente desigualadoras.

Pese a que los próximos meses seguirán siendo convulsos, Guindos ha destacado la importancia para España del nuevo fondo de recuperación aprobado en la UE, ya que este nuevo instrumento “elimina en cierta forma el distinto espacio fiscal de los países” para que la intensidad de la respuesta fiscal no sea un elemento que dificulte la recuperación. “El fondo es una ayuda muy notable a los países con menos espacio fiscal”, ha añadido. También a escala europea, el exministro de Economía ha llamado a una consolidación “rápida” del sector bancario —cuyas competencias de supervisión recaen en el BCE— para abordar un problema de rentabilidad que viene de muy atrás pero que la pandemia ha empeorado. “Antes de la crisis del covid-19 era muy importe ajustar costes y eliminar exceso de capacidad, pero con la pandemia dichas actuaciones se han hecho mucho más imprescindibles”.

Lo más visto en...

Top 50