Los Presupuestos de 2021 reforzarán la respuesta rápida ante emergencias como la pandemia

La ministra de Hacienda firma la orden para elaborar las cuentas públicas, que tendrán como prioridad la reconstrucción económica y la creación de empleo

La ministra portavoz, María Jesús Montero, tras el Consejo de Ministros. En vídeo, declaraciones de Montero este martes pidiendo apoyo para sacar adelante los presupuestos.Europa Press

El Gobierno ha puesto en marcha este martes la maquinaria para empezar a elaborar los Presupuestos de 2021, unas cuentas públicas que deben servir para afrontar la fenomenal crisis económica consecuencia de la pandemia de la covid-19. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha firmado la orden ministerial que fija los criterios y prioridades para empezar a componer las partidas presupuestarias. Y donde encarga al resto de departamentos que presenten sus propuestas de gastos antes del próximo 29 de julio.

FOTOGALERÍA

Hacienda hace hincapié en que se reforzarán los recursos para dar una respuesta más rápida ante las emergencias como la pandemia, “con un impulso al sistema de salud y la industria sanitaria”, explica el texto legal, al que ha tenido acceso EL PAÍS. “Se reforzará la capacidad de respuesta ante emergencias, así como las inversiones en ciencia, investigación e innovación. Igualmente, se esfuerza por “potenciar la eficiencia y la resistencia de la Administración Pública para dar respuestas rápidas, apoyando la mejora de la digitalización de los servicios de salud, de empleo, seguridad social, justicia, mejora de la flexibilidad mediante el teletrabajo, digitalización de la educación”, añade.

“El objetivo prioritario será diseñar una estrategia fiscal y presupuestaria orientada a paliar los efectos negativos de la actual crisis ocasionada por la pandemia sanitaria, contribuyendo con ello a definir las bases de la reconstrucción económica y social del país, que nos permitan salir de la crisis lo antes posible”, señala el texto, que este miércoles se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE). “Los Presupuestos para la Reconstrucción consolidarán un modelo de crecimiento económico equilibrado, inclusivo y sostenible en los que no se escatimarán esfuerzos para recuperar cuanto antes la senda de crecimiento económico y la creación de empleo digno”, señala el texto con ese tono triunfalista que suelen tener estos proyectos presupuestarios.

Recoge propuestas hasta el 29 de julio

Montero ha informado en el Consejo de Ministros celebrado este martes sobre la orden para que los Presupuestos de 2021 comiencen a rodar. La ministra ha destacado que las cuentas públicas darán prioridad a la creación de empleo. “Es necesario reforzar la capacidad de recuperación de nuestro mercado laboral y asegurar que la recuperación traiga consigo empleos de calidad. Para ello será necesario alcanzar un nuevo pacto social que permita: mantener la alta capacidad de creación de empleo, reducir la dualidad y la desigualdad y mejorar las condiciones laborales”, reza el documento.

El Gobierno trata de construir algunos diques de contención para parar el tsunami sanitario, económico y laboral al que se enfrentó al principio de la reclusión, cuando los servicios sanitarios carecían de material sanitarios suficiente (mascarillas, EPI y respiradores) y se produjo una avalancha de ERTE que colapsó durante semanas los servicios públicos.

Los Presupuestos de 2021 serán decisivos. El Ejecutivo de coalición del PSOE y Unidas Podemos tendrá el reto de sacarlos adelante porque los que están vigentes están prorrogados desde 2018. No aprobarlos sería un tremendo revés político para el Gobierno que preside Pedro Sánchez.

Pero además elaborar las cuentas será un ejercicio de ingeniería cuántica por la difícil situación de partida. El golpe de la pandemia sobre la economía dejará unas cuentas públicas exhaustas, con una deuda pública superior al 115% y un déficit que rondará el 11% del PIB. Es decir, las administraciones públicas se habrán gastado este año 110.000 millones más de lo que han ingresado. Así que el proyecto para 2021 deberá conjugar medidas de ayudas a los más vulnerables y afectados por la pandemia con el inicio de un nuevo proceso de ajustes. “Se hará una revisión exhaustiva y sistemática de todas las partidas del Presupuesto, actuando sobre aquellas acciones e incrementos inerciales no justificados en el contexto de emergencia y reconstrucción económica y social en el que se enmarcan estas cuentas públicas”, advierte la orden de Hacienda, que recuerda que aplicará las recomendaciones de la Autoridad Fiscal, que lleva meses analizado algunas grandes áreas del gasto público y beneficios fiscales proponiendo ajustes para mejorar la eficiencia.

El Gobierno, no obstante, cuenta con la baza europea, Imprescindible en este contexto. Es el salvavidas que evitará un ahogamiento económico. Los países miembros de la UE negocian esta semana para aprobar este mismo mes un fondo de reconstrucción dotado con 750.000 millones de euros entre subvenciones directas y créditos, de los que España recibirá unos 140.000 millones en dos años.

Revisar las políticas de gasto

“Estos Presupuestos para la Reconstrucción servirán, además, de instrumento de canalización eficiente de los recursos que la Unión Europea y otras instituciones van a implementar para hacer frente a la pandemia y que se dedicarán prioritariamente al refuerzo del sistema y la industria sanitaria, la digitalización, la transición hacia una economía sostenible, la apuesta por la I+D+i y las nuevas tecnologías, el apoyo a las PYME, el turismo, la hostelería, y preservación del medio ambiente, con especial atención a los problemas del reto demográfico y al impulso del medio rural y de la agricultura”, abunda el texto legal.

La orden de Hacienda destaca nueve prioridades con un elevado acento social. Entre ellas destaca “la protección a los colectivos más vulnerables de la sociedad, ampliando los derechos sociales de la ciudadanía, reforzando la lucha contra la pobreza, la desigualdad y la exclusión social; el apoyo a los sectores estratégicos de nuestra economía más afectados por la pandemia como el turismo, el transporte, el comercio minorista o la hostelería; fomentar la transición verde, mediante el apoyo a inversiones de gran escala que luchen contra la emergencia climática; transformar digitalmente la sociedad a través de la mejora de la conectividad digital, garantizando el acceso a las infraestructuras digitales; reforzar la protección del capital humano y de las políticas de empleo; orientar la inversión pública en infraestructuras destinadas a favorecer la movilidad de personas y mercancías de forma sostenible; reforzar la capacidad de respuesta ante emergencias, así como las inversiones en ciencia, investigación e innovación; garantizar la seguridad, independencia y la libertad de las mujeres, así como la igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres; y trabajar por la construcción de una Europa social y unida mediante una política migratoria responsable y solidaria”. Se trata de una especie de decálogo donde el Ejecutivo plasma sus prioridades.

Tres ejes: Objetivos de Desarrollo, impacto de género y políticas de infancia

Los Presupuestos para 2021 incorporarán tres ejes transversales de análisis y presentación: la orientación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el impacto de género y, por último, las políticas de la infancia, la adolescencia y las familias. “La crisis ocasionada por la pandemia no puede suponer un freno a las políticas de desarrollo sostenible o las que promueven la igualdad de oportunidades. Es más, ahora justamente es más necesario que nunca el establecimiento de indicadores que permitan monitorizar la evolución de la situación y adoptar medidas correctoras”, señala.

Los Presupuestos para 2021 incorporarán, como novedad, un informe sobre el alineamiento con los Objetivos de Desarrollo Sostenible incluidos en la Agenda 2030 Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, cuyo Plan de Acción fue aprobado por el Consejo de Ministros de 29 de junio de 2018.

Las cuentas públicas, además, “avanzarán en la introducción de la perspectiva de género en los programas presupuestarios y, por ende, en las políticas públicas”. Y añade: “el liderazgo hacia la plena igualdad a través del Presupuesto se articula a través del diseño de políticas más efectivas, que permitan detectar las desigualdades para así tratarlas, y ganar, por tanto, en eficacia”. En realidad, todas las cuentas públicas desde hace año están acompañadas ya de un estudio de impacto de género.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50