Las pernoctaciones hoteleras se hunden un 99,2% en mayo por las restricciones del estado de alarma

Las pernoctaciones en mayo no llegan al 1% de las registradas el año pasado, con apenas un 4% de las plazas ofertadas

Una empleada limpia tumbonas en una terraza de un hotel en Lloret de Mar.
Una empleada limpia tumbonas en una terraza de un hotel en Lloret de Mar.JOSEP LAGO / AFP

El sector hotelero emitió apenas unas tenues señales de vida en mayo, el mes en el que comenzó la desescalada tras el confinamiento. Pese a que desde el 11 de mayo se permitió la apertura, con restricciones, de los hoteles en las zonas que alcanzaban al menos la fase 1, muy pocos lo hicieron, menos del 10%, apenas un 4,3% de las plazas totales. Y los que abrieron, registraron 259.217 pernoctaciones, una cifra ridícula si se la compara con las casi 32 millones del mes de mayo de 2019. Andalucía se llevó un 16% de esas noches de hotel, seguida de Madrid y Cataluña.

El turismo, probablemente la actividad más golpeada por la pandemia, siguió en mayo en estado de vida latente. Sin movimiento ni entre países ni entre comunidades autónomas en España, la tímida apertura que supuso la desescalada, iniciada en mayo, apenas le insufló un hilillo de vida, según los datos divulgados este martes por el INE, tras el cero absoluto registrado en abril. En el mes en el que se dobló la curva de casos de covid-19, los hoteles españoles, a medida que las provincias avanzaban a la fase 1, obtuvieron el permiso para abrir que habían perdido el 26 de marzo. No obstante, de los casi 20.000 hoteles que hay en España, apenas abrieron 1.567. Y no al completo. Las restricciones vigentes les permitieron ofrecer apenas el 4,3% de las plazas a nivel nacional, 81.827 en total. El empleo lo notó: según el INE, trabajaron en los hoteles españoles 5.526 trabajadores, un 97,8% menos de personal que el año pasado.

Esas plazas apenas fueron ocupadas por 95.183 viajeros durante el mes, menos del 1% de los que se hospedaron en hoteles españoles en mayo de 2019. De ellos, 82.639 fueron españoles y solo 12.544 extranjeros (el INE recuerda que el cierre de fronteras eliminó de facto el turismo extranjero, por lo que los extranjeros alojados son los que no salieron de España o los que viajaron para alguna actividad). Entre todos ellos, registraron 259.217 pernoctaciones, un descenso del 99,2% respecto al mismo mes del año anterior. Apenas se quedaron 2,7 noches, un 10% menos que hace un año. En el acumulado del año, hasta mayo los hoteles españoles habían registrado 42,3 millones de pernoctaciones, un 62,4% menos que en los cinco primeros meses de 2019, cuando acumulaban 112,3 millones.

Pese a que la comunidad con más hoteles abiertos en mayo fue Galicia, con 225, la que más viajeros alojó fue Andalucía, que recibió a 14.666, que realizaron 40.644 pernoctaciones. Le siguieron Madrid, con 13.117 y 26.790 noches, y Cataluña, con 9.553 viajeros y 25.868 pernoctaciones. En cualquier caso, en los tres casos los descensos respecto a las cifras del año pasado rondan el 99%. Peor es el caso de los archipiélagos, que en mayo suelen acumular cerca del 40% de las noches de hotel (22,3% en Baleares y 15,5% Canarias) por su capacidad de atracción del turismo extranjero, y que este año entre los dos no llegan ni al 5%.

En cuanto a la ocupación, en mayo apenas se cubrió el 12,1% de las plazas ofertadas, un 78,9% menos que en el mismo mes del año pasado.


Lo más visto en...

Top 50