Airbnb devolverá parte del dinero de las reservas canceladas por la pandemia

La empresa de alquileres turísticos destinará 227 millones a ayudar a los anfitriones afectados

Una persona abandona el apartamento que alquiló a través de Airbnb.
Una persona abandona el apartamento que alquiló a través de Airbnb.JENS KALAENE

Airbnb anunció este martes que destinará 250 millones de dólares (227 millones de euros) a ayudar a los anfitriones afectados por las cancelaciones de las reservas de alquileres de pisos turísticos ante la pandemia de coronavirus. De esta forma, la plataforma pagará a los arrendadores el 25% de lo que normalmente les hubiera correspondido por reservas entre el período comprendido del 14 de marzo y el 31 de mayo, y canceladas debido a la pandemia, según ha anunciado el director ejecutivo y cofundador de Airbnb, Brian Chesky, en un comunicado en el que ha dado a conocer varias acciones para ayudar a los anfitriones en la plataforma durante la crisis.

En la actualización de su política de causas de fuerza mayor, Airbnb ha extendido el apoyo también a los viajeros o inquilinos que hayan reservado estancias antes del 14 de marzo para estancias entre esa fecha y el 31 de mayo, a los que da la posibilidad de cancelarlas y obtener un reembolso total o un crédito para viajar en el futuro si se han visto afectados por el coronavirus.

En su página, la plataforma ha instado a sus clientes a consultar los términos que estarán vigentes durante el estado de alarma, y asegura que las reservas de alojamientos y “experiencias” en Airbnb realizadas hasta el 14 de marzo de 2020 y programadas entre esa fecha y el 31 de mayo de 2020 quedarán cubiertas por esta política y se podrán cancelar antes del inicio.

Además, la plataforma está creando un fondo de ayuda para los que denomina superhost (superanfitriones) de 10 millones de dólares (unos 9 millones de euros), que fue impulsado por los empleados de Airbnb, que iniciaron este fondo con un millón de dólares en donaciones, mientras que los tres cofundadores de la empresa están contribuyendo con los 9 millones de dólares (unos 8 millones de euros) restantes.

Los viajeros que cancelen tendrán a su disposición varias opciones de cancelación y reembolso, mientras que los anfitriones podrán hacerlo sin penalizaciones y sin sufrir ninguna repercusión en su categoría de Superhost. En el sitio aseguran: “Cuando una cancelación reúna los requisitos establecidos en la política, Airbnb emitirá reembolsos o crédito de viaje que incluirán todas las tarifas de servicio”.

Asimismo, Airbnb ha ofrecido alojamiento, sin aplicar ninguna tarifa, a 100.000 profesionales sanitarios, trabajadores especializados y miembros del personal de emergencias, “con el fin de que puedan estar cerca de sus pacientes y seguir alejados de sus propias familias” durante este periodo y por motivos de seguridad.

Vecinos contra los pisos turísticos

Por otra parte, un total de 36 federaciones y asociaciones vecinales de España han solicitado el cierre de las viviendas de uso turístico durante la vigencia del estado de alarma porque los portales en los que se alquilan siguen permitiendo “hacer reservas” en pleno periodo de confinamiento mientras los hoteles están cerrados.

En un comunicado difundido por la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), que se adhiere a la solicitud junto a otras como la Confederación Estatal de Asociaciones de Vecinos (CEAV), se ha criticado la “decisión irresponsable” de declarar esenciales determinados alojamientos, pues consideran que la nota del Ministerio de Transportes, Movilidad Agenda Urbana “abre la puerta a que las viviendas turísticas sigan funcionando”.

Por todo ello, afean que “en plena crisis sanitaria” por el coronavirus “los vecinos que conviven con las viviendas turísticas tienen que sumar, a la legítima preocupación general que comparten con todos los españoles, una más particular provocada por el funcionamiento continuado” de estos alojamientos “eludiendo todo control en pleno estado de alarma”.

“Entendemos y aplaudimos el uso de los hoteles y similares, edificios dotados con instalaciones y toda clase de servicios (...) o para asistir a las personas que alojan y protocolos de control y desinfección, pero esto no sucede en las viviendas turísticas que comparten espacio y zonas comunes con hogares”, agregan.

Las asociaciones piden que se suprima como servicio esencial cualquier modalidad de alojamiento turístico —piso turístico, hostal o pensión, enumeran— que comparta elementos o zonas comunes entre residentes y usuarios de alojamientos turísticos. Además, quieren que se bloquee “el acceso de los usuarios y a portales como Airbnb, Niunba, Booking y demás portales web dedicados a intermediar en el alojamiento turístico de viviendas” mientras dure el aislamiento.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida ha señalado que solo pueden abrir las “viviendas turísticas legalmente autorizadas” e inscritas en el registro, por lo que pide que si estos alojamientos no siguen las normas y protocolos se les denuncie para poder acometer inspecciones.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad




Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS