CRISIS CORONAVIRUS

Sindicatos y trabajadores denuncian medidas de protección insuficientes ante el riesgo de contagio

Empleados de empresas de logística, call centers y aerolíneas piden más seguridad

Un camión de reparto postal en Madrid.
Un camión de reparto postal en Madrid.Jesús Hellín / Europa Press

Ante el aumento en el número de contagios por coronavirus también se multiplican las quejas de los trabajadores que tienen que seguir acudiendo a su centro de trabajo. CC OO y UGT han denunciado este lunes, en una nota de prensa conjunta, que Correos no ha dotado a su plantilla de medidas de protección suficiente ante la expansión de la Covid-19. Los sindicatos acusan a la empresa “de poner el negocio por delante de la seguridad" al imponer a sus trabajadores, "sin negociación ni acuerdo sindical, actividades innecesarias, con una exposición y riesgo excesivos”.

Regino Martín, secretario general de CC OO-Correos, detalla que de las 50.000 personas que trabajan en la empresa todavía hay 35.000 que se están desplazando para acudir a las oficinas o realizar actividades de reparto. Y que no se les ha proporcionado ni guantes ni geles a quienes están en contacto con los ciudadanos: “No decimos que se cierre la actividad, sino que se suspenda la ordinaria y se mantenga la excepcional, por la que solo haría falta el 10% de la plantilla; nos podemos convertir en contaminadores”.

Si Correos no da marcha atrás, Martín no descarta movilizaciones y huelgas. Ya esta noche y esta mañana los trabajadores de Correos han paralizado la actividad en muchos lugares del país, pese a “la presión que se está ejerciendo desde la empresa sobre toda la plantilla”, denuncian los sindicatos. Correos, por su parte, recuerda que el horario de oficinas se ha restringido de 9.30 a 12.30 y que muchas de las propuestas de los sindicatos se han incluido en las instrucciones de seguridad que ha dado la empresa. Añade, además, que mañana martes se intentarán proporcionar mascarillas y guantes a todos los empleados que nos los tengan.

Pero las quejas no llegan solo desde Correos. David Rodríguez, representante de UGT de Amazon en Barcelona, lamenta que la planta donde trabaja siga funcionando aunque las precauciones implantadas sean, a su juicio, inadecuadas, y pese a haber tenido un caso positivo confirmado en la plantilla. “Se han adoptado medidas como escalonar las salidas, pero no es suficiente; no tenemos mascarillas ni guantes sanitarios y es imposible mantener la distancia de seguridad”, asegura. Explica que a quienes presenten síntomas en el puesto de trabajo se les manda a casa y se les pide que acudan al servicio de salud.

Mario Martín, secretario general del Sector de Carretera y Logística de CC OO, redobla la denuncia y acusa a la empresa de no haber tomado medidas contundentes pese al contagio. “Hay que aislar el foco y dar garantías a la plantilla”, lanza. “Las grandes empresas están activando protocolos muy básicos”.

Verónica Silveira, del sector de carretera y logística de UGT, denuncia que también los trabajadores de la planta de la compañía de logistica XPO en Guadalajara no cuentan con medidas adecuadas de seguridad. “No tienen ni guantes, ni mascarilla, ni geles... El comité ha mandado un correo a la empresa con un ultimátum", asegura.

El sector aeronáutico es otros de los que ha levantado la voz ante la desprotección de sus trabajadores. El Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla) ha pedido incrementar las medidas de seguridad para las tripulaciones de vuelo. En su opinión, las directrices que ha propuesto la Agencia Europea de Seguridad Aérea no son suficientes ante la amenaza de contagio. El sindicato exige que se aumente la dotación de equipos de protección a bordo de los aviones y medidas para que se garanticen las recomendaciones de seguridad sobre distancia mínima e higiene.

También en Ryanair y Airbus hay tensiones ante el riesgo de contagio de los trabajadores. El sindicato de tripulantes de cabina USO ha anunciado que demandará a la aerolínea irlandesa por riesgos laborales por no haber proporcionado a la plantilla dispositivos de higiene y desinfección. Por otra parte, los agentes sociales han recomendado a los trabajadores abandonar los centros de Airbus en Getafe, Barajas e Illescas después de registrarse un aumento de los casos positivos, informa Europa Press.

Los trabajadores de los aeropuertos también han expresado sus quejas por la falta de medidas de protección. Pilar García, una trabajadora de una empresa de handling de Barajas explica que apenas cuentan con mascarillas o guantes y que los propios trabajadores tienen que desinfectar los teclados de los ordenadores o los mostradores ante la falta de medidas por parte de Aena. “Al principio solo tenían los que se ocupaban de vuelos a China” cuenta García, que especifica que sobre todo están afectados los empleados de facturación y embarque, menos los de carga y descarga de equipajes, aunque estos también tienen que manipular maletas que podrían estar contaminadas. García denuncia que Aena es la que debería mantener la limpieza y desinfección de los mostradores de facturación, teclados y teléfonos, que usan los empleados en varios turnos, pero considera que es insuficiente. “Hemos tenido que hacerlo nosotros con toallitas”, afirma. También considera insuficientes las pocas medidas que les ha proporcionado su empresa.

Además, ha señalado que se ha agrupado a pasajeros de vuelos de larga distancia en puertas de embarque próximas, lo que ha supuesto aglomeraciones de viajeros sin posibilidad de mantener la distancia de seguridad.

Este fin de semana, han comenzado a recibir mascarillas los vigilantes de seguridad destinados en los filtros de control del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas, ya que solo contaban con mascarillas y guantes los efectivos que trabajaban en las áreas de los vuelos internacionales, según ha informado el sindicato Alternativa Sindical en un comunicado en el que señala que cinco vigilantes se encuentran entre los afectados por el coronavirus. Este sindicato presentó una demanda contra Aena e Ilunion, motivo por el cual “han empezado a hacer entrega de estos equipos”, asegura. La portavoz del sindicato, Aurora Vaquero, lamentado que el material “llegue tarde” ya que era reclamado -dice- “desde hace un mes”.

Pánico en los call centers

“Estamos en pánico, esperando las máscaras y guantes y compartiendo los auriculares. Ya hay positivos en todos los centros y la empresa no da detalles”. Una trabajadora del Grupo Konecta -que reclama anonimato- explica cómo atienden las dudas de la población madrileña sobre el coronavirus y al mismo tiempo temen estar contagiados en su puesto de trabajo por compartir cascos y micrófonos con otros compañeros, y debido a que la cercanía entre trabajadores no respeta la distancia de seguridad.

Esta firma de call centers, que aglutina 7.000 trabajadores y deriva llamadas al Servicio de Urgencia Médica de Madrid (SUMMA), es una de las principales de un sector que tiene 100.000 empleados en toda España y da servicio a las principales empresas del Ibex 35. “Estamos alejando a los trabajadores y si no se cumple en todos los centros hoy, se va a cumplir”, alegan fuentes de la compañía.

Este lunes muchos trabajadores se han plantado en diferentes call centers ante el riesgo y la Policía ha acudido al menos a tres de ellos, Sitel Madrid, GSS Line en Badajoz y Majorel en Jerez de la Frontera, y ha desalojado a centenares de trabajadores para respetar la distancia de seguridad, tras los avisos de los sindicatos. En otras empresas de telemarketing se han producido aglomeraciones ante el aluvión de nuevos contratados para atender las llamadas por coronavirus. La Inspección de Trabajo analiza las denuncias más graves, dado que no da abasto, presentadas por incumplir el Real Decreto del estado de alarma.

“La mitad de la plantilla nos hemos ido esta mañana. No se cumplía el metro de separación y hasta hoy no han comprado geles”. Javier Varela es telefonista de Salud Responde, el servicio que atiende las dudas sobre el coronavirus de la población andaluza. Los 320 telefonistas de este call center de Jaén sufren la misma paradoja: solucionan las llamadas de emergencia de los ciudadanos mientras que están expuestos al contagio por la cercanía de sus puestos de trabajo. “Algunos días hemos perdido hasta 3.000 llamadas y tenemos colas de llamadas de 25 minutos”, relata Varela, secretario de Organización de CGT en Jaén.

Para desviar las llamadas a los domicilios de los trabajadores, las empresas requieren invertir en tecnología y en paralelo se encuentran con la reticencia de las grandes compañías al teletrabajo, que alegan que sus sistemas informáticos se verían demasiado expuestos. “Y sin embargo se puede porque algunas empresas ya lo hacen”, critica Santiago Alonso, secretario general del sector del telemarketing en CGT. Sofía del Castillo, responsable de call center para CC OO, critica: “En general las empresas no están adoptando medidas y los cascos no son individuales. Entendemos que hay que cumplir los servicios mínimos, pero con seguridad. Las empresas del Ibex mandan a sus trabajadores a casa pero no quieren que las llamadas salgan por protección de sus sistemas”. La patronal del sector, CEX (asociación de compañías de experiencia), asegura que “todos los asociados [incluidos Sitel, GSS Line y Majorel] cumplen las medidas recomendadas”, incluidas el refuerzo de la limpieza, el desinfectado tres veces al día y la distancia de seguridad.

Información sobre el coronavirus:

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante el coronavirus

- Todas las medidas contra el coronavirus en Madrid

- En caso de tener síntomas, la Comunidad de Madrid recomienda evitar acudir al centro de salud salvo casos de extrema necesidad y utilizar el teléfono 900 102 112

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50