Las bolsas y divisas latinoamericanas profundizan sus caídas en un entorno de pánico global

El real brasileño y el peso mexicano alcanzan durante la jornada mínimos históricos. Los índices suspenden temporalmente la cotización para aplacar el desplome

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV).
La Bolsa Mexicana de Valores (BMV).Andrea Murcia / Cuartoscuro

Arrastradas por las medidas excepcionales tomadas el miércoles por la noche por Donald Trump, las bolsas y las divisas latinomericanas han prolongado la caída libre durante la jornada del jueves. En un entorno de pánico global -amenaza de recesión y desplome de las principales plazas mundiales-, el avance del coronavirus hunde a las principales divisas latinoamericanas hasta tocar mínimos históricos. Tras un ligero rebote, el peso mexicano se recupera de las 22,9 unidades por dólar, así como la moneda brasileña consigue bajar de los cinco reales por billete verde. El pánico entre los inversores obligó también a suspender temporalmente la cotización de las dos principales bolsas latinoamericanas, la misma medida tomada por Wall Street al inicio de la sesión.

La Bolsa de Valores de Brasil ya había activado el miércoles el llamado circuit breaker tras el desplome de más del 14% de Ibovespa, el principal índice del país. Este jueves, las operaciones de la Bolsa empezaron ya con una fuerte caída y fueron paralizadas de nuevo durante treinta minutos, cuando Ibovespa cayó un 11,65%. Esta es la cuarta vez que se activa el mecanismo en cuatro días, plasmando el impacto del coronavirus en el mercado brasileño, el primer país americano donde llegó la enfermedad, calificada el miércoles por la OMS como pandemia global.

Este jueves, la medida que ha encendido aun más la mecha fue el anuncio la noche anterior por parte de Donald Trump de restringir a partir del viernes la entrada de viajeros procedentes de Europa. El Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores también se vio forzado a suspender temporalmente -durante 15 minutos- la cotización tras abrir con fuertes caídas de más del 6%. Durante la mañana ha llegado a perder más del 8%, la mayor caída intradía desde septiembre de 1998. Al cierre, la caída quedó en algo más del 5%.

La Bolsa de Buenos Aires también recibió la sacudida, con una caída a media rueda de 8,46%. El riesgo país, que mide la diferencia de tasa que pagan los bonos argentinos con respecto a Estados Unidos, subió 285 puntos, equivalentes un 9.7%, y perforó la barrera de los 3.000 puntos. Es el mayor valor de riesgo en 15 años, cuando el país sudamericano se encontraba en cesación de pagos. La tasa de rendimiento del bono mexicano a 10 años ha aumentado en 6 puntos y ha superado el 7%. Standard & Poor’s ya ha advertido de que la calificación de la deuda soberana se puede ver afectada y el Banco de América ha recortado la predicción de crecimiento para el país latinoamericano. En Colombia, antes del mediodía el desplome accionario ha llevado a la Bolsa de Valores de Colombia a suspender operaciones durante 30 minutos por segunda ocasión en el semana, tras caer el 10%.

El golpe se sintió primero en los mercados de divisas. El real brasileño arrancó este jueves con un alza del 6%, superando la marca de cinco reales por primera vez. La moneda, que se ha recuperado ligeramente al avanzar la sesión, ya había cerrado el miércoles con un avance de 1,61%, hasta los 4,72 reales. En lo que va del año, el dólar acumula un aumento del 23% frente al real. En Colombia, el dólar, que se mantenía en niveles históricamente altos, ha alcanzado un nuevo récord al superar por primera vez este jueves los 4.000 pesos. La oleada de nerviosismo provocada por la propagación del coronavirus disparó la cotización de la moneda estadounidense, que abrió la jornada a 4.030 pesos por dólar. El Banco de la República de Colombia, luego de una reunión extraordinaria, adoptó un paquete de medidas para garantizar la liquidez del sistema, tanto en dólares como en pesos. Las decisiones incluyen un nuevo mecanismo de cobertura cambiaria y una ampliación de los cupos de las subastas de liquidez a partir de este viernes.

El peso mexicano, por su parte, alcanzó durante la madrugada un máximo histórico, al rozar las 23 unidades el dólar. En respuesta, el Banco de México y la Secretaría de Hacienda han anunciado subastas cambiarias por valor de 2.000 millones de dólares para intentar estabilizar la moneda. Ambas instituciones se han mostrado dispuestas a adoptar “medidas adicionales” en caso de ser necesario.

Enredados en la espiral bajista desatada por el Covid-19, el desplome del precio del crudo es el principal factor de presión para el mercado cambiario de los productores latinoamericanos. Este jueves, tanto el Brent como la del Texas continúan cayendo. En medio de la guerra comercial entre Rusia y la OPEP, en solo una semana el crudo ha perdido casi la cuarta parte de su valor, y los analistas prevén que no toque suelo hasta los 30 dólares por barril.

Entre las empresas mexicanas más afectadas están las relacionadas con el mercado turístico y aquellas con presencia en Europa. Los títulos de la aerolínea Volaris y las del Grupo Aeropuertuario del Sureste, que opera nueve aeropuertos del sur del país, entre ellos el de Cancún, han llegado a registrar caídas de más del 10%. En cuanto al índice colombiano, los papeles de Ecopetrol, Avianca y Bancolombia se encontraban entre los más golpeados.

México ha confirmado este jueves 12 casos de personas contagiadas y 49 sospechosos. Por ahora, las autoridades mexicanas han descartado restricciones de viaje como las establecidas por EE UU y otros países latinoamericanos. “No ayudan porque tiene gravísimas consecuencias económicas y sociales y son contrarias al reglamento internacional. Pero hay muchas medidas útiles”, ha dicho el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell. De todos modos, han abierto la puerta a cancelación y restricción de espacios públicos en las próximas semanas.


Lo más visto en...

Top 50