Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gigante informático HP suprimirá hasta 9.000 empleos en todo el mundo

El español Enrique Lores asumirá de manera efectiva el próximo 1 de noviembre el cargo de consejero delegado

Un logo de HP.
Un logo de HP. EFE

La tecnológica estadounidense HP da un nuevo giro de tuerca al proceso de reestructuración que tiene en marcha desde hace años para transformar su negocio, con otro ajuste de plantilla que afectará a entre 7.000 y 9.000 empleados. Los despidos forman parte del plan estratégico presentado a Wall Street por su próximo consejero delegado, el ejecutivo español Enrique Lores, que trabaja desde hace tres décadas para la firma de Palo Alto.

El recorte se ejecutará durante los tres próximos años y afectará hasta el 16% de la plantilla, de los 55.000 empleados que tiene a escala global. Los despidos se sumarán así a los 4.500 que ya se anunciaron para 2019. Lores explicó que con este ajuste adicional espera reducir los costes operativos en unos mil millones de dólares y ese ahorro se invertirá en apuntalar la transición hacia el nuevo modelo de negocio.

La antigua Hewlett Packard se partió hace cuatro años en dos empresas independientes, cuando el fabricante de ordenadores e impresoras estaba dirigido por Meg Whitman. El plan de Enrique Lores es transformar el gigante de la computación en una compañía más centrada en programas y servicios que en la fabricación los dispositivos. El recorte de platilla, dice, “es absolutamente necesario”.

“Se abre una nueva etapa para HP”, repitió Lores en la presentación del plan estratégico que empezará a aplicar cuando tome las riendas de la compañía el próximo 1 de noviembre. El nombramiento del ejecutivo español para el cargo de consejero delegado se hizo el pasado agosto. Sustituirá a Dion Weisler, que se puso al frente cuando la división de consumo se separó de los servicios para empresas y servidores.

Los títulos de HP se dejaban este viernes un 10% de su valor, tras arrastrar una caída del 30% en los últimos 12 meses. La dirección de la compañía no da detalles de las divisiones que se verán afectadas por el ajuste. Solo explica que el propósito es poder centrase más en la digitalización del negocio, lo que implica que el nuevo modelo irá más allá de los dispositivos electrónicos.

Lores no solo debe arreglar problemas heredados de sus predecesores. El mercado de los ordenadores personales tampoco ayuda y necesita ser más efectiva para competir con Dell y VMware. Los despidos se concretan, sin embargo, al mismo tiempo que se autoriza la recompra de acciones por valor de 5.000 millones de dólares y un 10% de incremento en el dividendo que reparte entre los accionistas.

Los despidos se ejecutaran mediante una combinación de bajas voluntarias, jubilaciones anticipadas y despidos. En los nueve primeros meses del ejercicio, HP obtuvo un beneficio de 2.760 millones de dólares, casi un 30% menos que hace un año. Mantuvo los ingresos en los 43.350 millones. Ahora anticipa un beneficio por acción de entre 1,98 y 2,10 dólares en su ejercicio fiscal 2020.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >