Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo reclamar por cortes del suministro eléctrico

Facua aconseja conservar todos los comprobantes de los gastos extra que se hayan tenido que asumir

Un empleado de cafetería de Santa Cruz de Tenerife, este domingo. En vídeo, declaraciones de otros afectados por el apagón. EFE | Vídeo:Atlas

Comida estropeada en la nevera, electrodomésticos dañados, imposibilidad de quedarse en casa por falta de luz o calefacción. En caso de apagones eléctricos, como el que este domingo ha afectado a toda la isla de Tenerife, el consumidor tiene derecho a reclamar. Y, en ciertas circunstancias, la empresa responsable acabará pagando una sanción, siempre y cuando se pruebe que es la responsable del percance.

Cualquier interrupción no programada y superior a los tres minutos se considera imprevista. Rubén Sánchez, portavoz de la asociación Facua Consumidores en Acción, recuerda que en los casos más extremos, cuando los usuarios se queden sin suministro durante un largo periodo de tiempo —y siempre y cuando el corte en el suministro no dependa de obras que las empresas energéticas hayan comunicado con un preaviso mínimo de 24 horas o por causas de fuerza mayor—, la ley fija unas fórmulas para calcular un descuento en la factura, en función del número de horas en las que los usuarios se hayan quedado sin luz o del número de interrupciones sufridas a lo largo de un año. Por ejemplo, en las zonas urbanas son cinco horas o 10 interrupciones para los suministros de baja tensión.

En todo caso, el portavoz de Facua subraya que es importante que el usuario determine si ha tenido cualquier gasto o pérdida económica a causa de la interrupción del suministro. "Por ejemplo, si se han estropeado alimentos, si tenemos que cenar fuera porque es imposible cocinar o si es necesario pasar una noche en hotel, que en verano no es tan común pero puede ocurrir en invierno si no funciona la calefacción". Por ello, Sánchez recomienda anotar, pedir el comprobante o guardar cualquier prueba que justifique los eventuales perjuicios económicos sufridos. "Todos los gastos extraordinarios causados por el apagón se pueden reclamar", zanja. Asimismo, se puede exigir una compensación por eventuales averías sufridas en aparatos eléctricos.

A quién dirigirse

El primer paso para reclamar los eventuales daños y perjuicios económicos causados por un apagón eléctrico pasa por presentar una reclamación por escrito directamente al departamento de atención al cliente de la empresa responsable del suministro. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pone a disposición de los internautas un modelo de reclamación en su web.

Si no se recibe respuesta por parte de la empresa en un plazo de un mes, o si esta no es satisfactoria, cabe la posibilidad de dirigirse a la oficina autonómica competente en estos casos —normalmente, la Dirección General de Industria—, que en el plazo de seis meses tras la admisión a trámite de la solicitud del usuario tiene que pronunciarse. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >