Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La aerolínea francesa XL Airways suspende pagos

La compañía apela a Air France para que inyecte dinero y evite su cierre

Aviones de la compañía XL Airways.
Aviones de la compañía XL Airways. AFP

La aerolínea francesa XL Airways ha sido declarada este lunes en suspensión de pagos y puesta bajo control judicial, a la espera de una oferta que le permita evitar la suspensión de la actividad.

Con 600 asalariados y 730.000 clientes transportados el año pasado, esencialmente a Estados Unidos y las Antillas francesas, además de a China, la compañía ha apelado a Air France para que inyecte el dinero necesario y evite su cierre.

El presidente de XL Airways, Laurent Magnin, aseguró que tienen por delante cinco días para presentar un proyecto de viabilidad, al tiempo que pidió un encuentro, cara a cara, con su homólogo de Air France-KLM, Ben Smith.

Magnin explicó que la fusión con Air France evitaría perder una nueva pieza del panorama aeronáutico francés, debilitado ya por el cierre de Aigle Azur, decretado la semana pasada ante la ausencia de un grupo que se hiciera con las riendas de una aerolínea cuyo principal mercado es Argelia. Y agregó que XL Airways ha padecido las dificultades competitivas de Francia y la competencia de compañías extranjeras de bajo coste que, en algunos casos, como el de Norwegian, han recibido sustento público.

Air France se tomará ahora dos días para evaluar la viabilidad de XL Airways.

La compañía, que hasta hace dos años era rentable, ha visto sus cuentas degradarse de forma paulatina.

En 2018 Air France ya se planteó absorber XL Airways para convertirla en su filial de bajo coste para vuelos transoceánicos, pero un cambio en la dirección de la compañía francesa de bandera hizo que se abandonara el proyecto. Eso sucedió tras un año de negociaciones, un tiempo que, según Magnin, XL Airways no pudo utilizar para buscar otros socios.

El presidente de la aerolínea señaló que su empresa cuenta con una buena relación con su personal y con costes salariales moderados y que no ha conocido una huelga en toda su existencia.

XL Airways, que explota cuatro Airbus A330 de alquiler, tiene su base de operaciones en el aeropuerto parisiense Roissy-Charles de Gaulle, uno de los que tiene un mayor potencial de desarrollo del mundo, otro elemento a poner en la balanza para su salvamento.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >