Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El buscador de diamantes (bursátiles) en Latinoamérica

Ignacio Arnau, gestor de Bestinver, rastrea en las Bolsas del continente empresas ignoradas pero de gran potencial

Ignacio Arnau, gestor de Bestinver
Ignacio Arnau, gestor de Bestinver

"Me paso el día en un avión”. Ignacio Arnau es gestor de Bestinver y su tarea puede parecer inabarcable. En Latinoamérica hay 1.300 compañías cotizadas en Bolsa, de las cuales él tiene en su radar 450 empresas para luego dejar la selección final en una horquilla de entre 35 y 45 nombres que son los que componen el fondo Bestinver Latam. Este producto, que echó a andar el 20 de enero y renta un 9%, es hijo de la sicav que la gestora de Acciona lanzó en Luxemburgo en 2017, periodo en el que dobla la rentabilidad del mercado.

“Nos dimos cuenta que en la región había muchas similitudes con la Bolsa española de finales de los años noventa y que son propicias para aplicar nuestra filosofía de inversión value. Es decir, una estrategia que pasa por encontrar empresas poco seguidas por el mercado, en muchos casos controladas por familias, con ventajas competitivas en sus sectores y que ofrezcan un gran descuento frente a sus fundamentales”, explica Arnau. En el escaparate financiero español hay más fondos con los que el inversor puede tener exposición a Latinoamérica, pero son en su mayoría productos que replican los grandes índices bursátiles del continente, sin discriminar por empresas.

Para conocer mejor los posibles objetivos de inversión, el gestor de Bestinver frecuenta los foros sobre compañías latinoamericanas que se celebran en Wall Street o en la City. Además, viaja personalmente a las sedes de las compañías, habla con sus gestores y visita las fábricas antes de incluir el valor en la cartera del fondo. “A Latinoamérica no se va a dar lecciones de nada. Allí hay compañías tan o más desarrolladas como las que puede haber en Europa, y las grandes familias propietarias tienen protocolos y estilos de gestión muy sofisticados”.

“A esta región no se va a dar lecciones de nada. Las compañías están muy desarrolladas”

La filosofía value, en teoría, deja al margen los datos macroeconómicos y los gestores de esta escuela eligen sus empresas por sus características individuales (múltiplo al que cotiza, evolución futura de los beneficios, barreras de entrada que hay en su sector). En en el caso de Latinoamérica, no obstante, sin ser un factor determinante, no se pierde de vista del todo el lado macro. “La región no es homogénea. Por un lado está Brasil, que es casi un continente en sí mismo, los países del Pacífico, los andinos o México, con gran exposición a EE UU. Por lo tanto, lo que tratamos es de entender en qué momento del ciclo económico se encuentra cada una de las compañías. Además, en muchos casos estamos hablando de países emergentes en los que los cambios políticos pueden tener un mayor impacto en los mercados locales”, reconoce Arnau.

Divisas

Junto al tema político, otro factor que debe tener en cuenta cualquier gestor que invierta en la zona es el riesgo de tipo de cambio. “No hacemos cobertura. Para mitigar los vaivenes de las divisas, que son muy difíciles de anticipar, lo que hacemos es exigir a las compañías de la región para invertir en esas un mayor descuento sobre su precio objetivo del que podríamos pedir en el caso de valores europeos”, indica Beltrán de la Lastra, director de inversiones de Bestinver. En su opinión, Latinoamérica es un mercado natural para la estrategia de inversión que utilizan. “Es un lugar donde podemos desarrollar una ventaja competitiva sustancial. EE UU es un gran nicho para la filosofía value, pero allí hay mucha gente haciendo lo mismo. En cambio, América Latina está mucho más abandonada por los inversores internacionales”.

Energía y materias primas son los sectores que más pesan en los índices bursátiles latinoamericanos. Sin embargo, en Bestinver quieren desmarcarse de los valores típicos y centrarse en aquellos sectores como el consumo, “que puedan aprovecharse del desarrollo de las clases medias en estos países. En cambio, intentan evitar a toda costa todos aquellos sectores con alto riesgo regulatorio. Por países, Brasil pesa el 57% de la cartera, luego están México y Colombia, con el 9% cada uno. En el caso de los valores, sus principales apuestas son Companhia de Locacao, un grupo brasileño centrado en el alquiler de coches, y Arco Plataforma, también brasileña y centrada en el negocio de la educación online.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >