Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sevilla se prepara para recibir a Obama en el Davos del turismo

La ciudad espera ingresar 2,5 millones de euros por el gasto de los 1.500 asistentes

De izquierda a derecha, Isabel Oliver, Reyes Maroto, Juan Espadas y Gloria Guevara, en la presentación de la cumbre del WTTC en Sevilla.
De izquierda a derecha, Isabel Oliver, Reyes Maroto, Juan Espadas y Gloria Guevara, en la presentación de la cumbre del WTTC en Sevilla.

Sevilla acoge del 2 al 4 de abril la Cumbre Mundial del Turismo (WTTC), un foro en el que se dan cita los principales líderes del sector y representantes políticos de todos los rincones del planeta. La cita de este año gira en torno a los cambios globales en la industria, los nuevos flujos turísticos y cómo abordarlos, ámbitos en los que la propia capital andaluza es un paradigma.

La ciudad se ha convertido en un referente internacional del sector. Ser nombrada por la guía Lonely Planet como el mejor destino turístico de 2018 ha apuntalado ese estatus. Sevilla ha apostado por el turismo de calidad sin dar la espalda a la demanda del modelo Airbnb, y ha hecho frente a las amenazas de la turistificación, manteniendo su esencia y tradiciones. “La WTTC es el colofón del crecimiento turístico de Sevilla”, explica Antonio Muñoz, concejal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, quien destaca la ambición de la ciudad por captar eventos y posicionarse a nivel global. Un ejemplo ha sido el Año Murillo, que con su combinación de cultura, patrimonio y nuevas tecnologías ha atraído a 3,5 millones de visitantes en 2018, según datos del Observatorio Turístico de Sevilla. La diversidad de viajeros, consecuencia de la ampliación de rutas aéreas, ha acelerado la apertura de cinco hoteles de cinco estrellas y la adaptación de distintos edificios del centro para complejos de apartamentos turísticos.

“El siguiente reto es gestionar este crecimiento, ya no hay que gestionar el turismo en la ciudad, hay que gestionar una ciudad turística”, señala Muñoz. Cómo se preparan las ciudades y cómo involucran a sus ciudadanos para ser partícipes de los beneficios económicos derivados de esta industria será uno de los principales focos de debate de la cumbre de este año, en la que el expresidente de EE UU, Barack Obama, se presenta como su principal orador. En el foro se han inscrito 1.500 asistentes, entre ellos un centenar de consejeros delegados de las empresas del sector y una veintena de delegaciones ministeriales.

Sevilla cuenta con ingresar en torno a 2,5 millones de euros de manera directa —solo teniendo en cuenta el gasto medio diario (550 euros) de los asistentes a la cumbre—, según estimaciones municipales. Eso en cuanto al impacto inmediato. Lo que se espera además es atraer a medio plazo alrededor de 1.000 millones en inversiones para la ciudad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >