La CNMV allana el camino del empresario ruso Fridman en Dia y autoriza su opa

El supervisor abre plazo para que los accionistas de la cadena de supermercados acepten o no la oferta del fondo Letterone

La CNMV dio este jueves luz verde a la opa del fondo Letterone, propiedad del magnate ruso Mijaíl Fridman, sobre el 71% de la cadena de supermercados Dia que aún no está en su poder. El supervisor, que solo ha tardado un mes en fallar, no pone ninguna objeción a la solicitud de Letterone y acepta su oferta de 0,67 euros por acción al tratarse de una opa voluntaria, no obligatoria. Los accionistas de la cadena tienen hasta el 23 de abril para decidir si venden sus acciones. Si no consigue al menos la mitad de ese 71%, Letterone advirtió de que la empresa, en situación de quiebra técnica, podría tener que declararse insolvente o presentar el concurso.

Fachada de una tienda Dia, en Madrid.
Fachada de una tienda Dia, en Madrid.DAVID G. FOLGUEIRAS

L1R Invest1 Holdings, la sociedad del fondo Letterone para la distribución minorista, presentó el pasado cinco de febrero una opa voluntaria a 0,67 euros por acción. Aunque durante el año anterior había comprado acciones a precios muy superiores, se quedó al borde del 30%, porcentaje que le hubiese obligado a presentar la opa a un precio equitativo, es decir, cercano al precio más alto pagado en los 12 meses anteriores. En cambio, presentó una oferta voluntaria con una prima sobre el precio de las acciones, que estaban a 0,43 euros el día anterior. La CNMV considera que al tratarse de una opa voluntaria, no es exigible el precio equitativo (el más alto en los 12 meses previos a la oferta de compra). Informa además de que el fondo ha presentado un aval por 296,1 millones de euros (el precio de ese 71%) del banco suizo UBS.

Más información
Moody’s cree que la victoria de Fridman en Dia mantiene la incertidumbre para los bancos
Dia acuerda con sus acreedores prorrogar un crédito si la junta apoya el plan del consejo
DuCharme: el paladín del oligarca ruso en su asalto a Dia
La CNMV admite a trámite la opa de Fridman sobre Dia
El fondo Letterone: “Si no sale la opa, no perderemos más tiempo en Dia”

Con la luz verde del supervisor, no obstante, no se cierra por completo el proceso. Como recuerda Letterone en el folleto, que se publicó este jueves también, para que la opa sea efectiva ha de ser aceptada por los titulares de al menos la mitad del 71% de acciones que Letterone no posee, es decir, un 35,5% adicional al 29% que ya controla. Está condicionado también a que Dia no emita acciones hasta que se realice la opa, aunque esta última condición se da por cumplida al haber rechazado la junta de accionistas la ampliación de capital de 600 millones que proponía el consejo de administración, capitaneado desde el 28 de diciembre por Borja de la Cierva.

Advertencias

Por tanto, Letterone se lanza a convencer al mayor número de accionistas para conseguir al menos ese 64,5%. El 23 de abril se conocerá el resultado final. Si logra ese porcentaje, además de "sustituir a la mayoría" de los miembros del consejo, empezando por el consejero delegado, Letterone tiene previsto realizar una ampliación de capital por 500 millones, para sacar a la empresa de la situación de quiebra técnica en que se encuentra (99 millones de euros de patrimonio negativo) y para poner en marcha un plan de rescate a cuatro años que relance la empresa, que registró pérdidas por 352 millones en 2018.

Pero la ampliación también está condicionada a conseguir, antes del 18 de julio, un acuerdo con los bancos acreedores, a los que Dia debe más de 900 millones de euros. Fridman ya está negociando con las entidades para que acepten aplazar los vencimientos a 2023 y que la empresa pueda dedicar a su plan de rescate, y no a amortizar deuda, el dinero que saque de la venta de las perfumerías Clarel y los supermercados mayoristas Max Descuento. Los plazos para lograr ese acuerdo con la banca son importantes, porque, en los términos actuales, la empresa tendría que afrontar pagos de deuda el próximo 31 de mayo y el vencimiento de una emisión de bonos de 305,7 millones en julio.

Por ello, Letterone advierte a los accionistas de que si la opa no triunfa o no hay acuerdo con los bancos, el consejo de administración podría verse "obligado", vista la situación financiera de la empresa, a "la declaración de insolvencia o la capitalización de deuda por parte de los bancos acreedores" el próximo 20 de mayo, dos meses después de la junta de accionistas, para evitar la disolución judicial.

No obstante, Letterone afirma también que si se dan las condiciones para el aumento de capital pero se hace necesario aportar antes dinero para restablecer el equilibrio patrimonial, está dispuesta a "inyectar capital" en forma de préstamo participativo con cargo a la ampliación. Si no hay ampliación, estudiará otras "soluciones contables".

Si la opa triunfa, a los accionistas que decidan no vender les advierte de que compartirán con Letterone "el importante riesgo" de su plan de reestructuración "que no tiene garantía de éxito", que, en el mejor de los casos, "tardará varios años en ofrecer resultados positivos" y que "no generará efectivo en los próximos dos años". Igualmente, a los que se queden con sus acciones les adelanta que no habrá dividendos a medio plazo. En todo caso, si alcanza el 90% de las acciones, activará la cláusula de venta forzosa, que obliga a vender a todos los accionistas. Así, se haría con el 100% de las acciones y la intención del fondo es sacar a Dia de Bolsa.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS