Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Meliá centra su crecimiento en la gestión de hoteles ajenos

El grupo hotelero mallorquín abrirá 63 hoteles en dos años y medio, casi todos ellos en régimen de gestión

El Rey Felipe VI saluda al consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, en el stand de la cadena en Fitur.
El Rey Felipe VI saluda al consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, en el stand de la cadena en Fitur. EFE

Meliá, el mayor grupo hotelero español, apuesta decididamente por hacer crecer su negocio a base de gestionar hoteles, en vez de abrir hoteles propios. Así lo ha afirmado hoy su consejero delegado, Gabriel Escarrer, en el repaso a la empresa que cada año realiza en la Feria Internacional de Turismo (Fitur), inaugurada este miércoles por los Reyes de España en un ambiente enrarecido por la huelga de taxistas, que han cortado a ratos los accesos. "Queremos ser una gestora", ha sentenciado Escarrer, afirmando que el 98% de las 63 aperturas que la cadena tiene previstas en los dos próximos años serán en régimen de gestión, es decir, que alguien los construye y Meliá solo los opera. Por ello, la inversión en el futuro inmediato se reducirá.

Escarrer ha hecho un balance de los tres últimos años, en los que estaba vigente el anterior plan estratégico 2015-2018. De ellos ha destacado que se ha dado "un fuerte impulso a las incorporaciones" de establecimientos al portafolio de la cadena, que ha sumado 10.000 habitaciones. Como resultado, en ese periodo, el parque hotelero del grupo ha alcanzado los 380 establecimientos, un 65% de los cuales ya están fuera de España. Escarrer ha destacado que en ese periodo, el grupo ha invertido 400 millones de euros en abrir hoteles y reformar el parque, hasta conseguir que el 64% de sus plazas estén ya en los segmentos de mayor categoría, "upscale y premium".

Sin embargo, ha anunciado que el grupo va a levantar el pie del acelerador de la inversión, sobre todo porque, con el parque ya "reformadísimo", sobre todo en España, la empresa apuesta por la gestión, es decir, operar hoteles propiedad de otros. En este sentido, los planes de la empresa pasan por abrir 63 nuevos hoteles hasta 2021, 51 de los cuales llegarán entre este año (28) y el que viene, con el foco en el sureste asiático, Latinoamérica y Mediterráneo. El 98% de ellos, ha dicho Escarrer, serán en régimen de gestión. "La empresa va hacia un modelo de fórmulas de gestión y en ese modelo, la inversión es muy limitada", ha explicado, sin cuantificar las cifras para este año.

"Queremos ser una compañía más gestora" ha dicho el directivo. Actualmente, el 32% del resultado operativo del grupo viene de gestionar hoteles que no son propios. El objetivo, ha afirmado, es que esa cifra llegue al 50% en los próximos años. En todo caso, a septiembre de 2018, ya cerca del 40% de los hoteles que el grupo se apunta en su portfolio eran propiedad de otros, con apenas un 13% de hoteles propios. "ES un modelo que hace frente a las incertidumbres, para hacer a la compañía más robusta, menos cíclica y menos dependiente de si hay crisis inmobiliarias, financieras o de tipos de interés".

Triste por la huelga

El consejero delegado de Meliá ha lamentado los incidentes derivados de la huelga de taxistas y su influencia en el desarrollo de Fitur. "Yo creo que es una pena, no entro en el debate de si la protesta es justa o no", ha dicho. En todo caso, ha señalado que la imágen de los cortes de carretera y protestas hará que "la impresión que se llevarán muchos visitantes internacionales no es la mejor", ha dicho, "y eso no ayuda al sector para nada". Ha subrayado la "similitud" de la situación que viven los taxistas con la que afrontan los hoteleros por la irrupción "descontrolada" de las viviendas de alquiler turístico de plataformas digitales como AirBnb o Booking, fruto de la falta de "planificación" de lo que se quiere a nivel turístico o de movilidad.

Preguntado por la marcha de la empresa en Cataluña, donde cuenta con una docena de establecimientos, Escarrer ha dicho que “gracias a Dios, después de la inestabilidad del año pasado, hemos vuelto a una relativa normalidad”. Ha afirmado que en 2018 han mejorado las reservas, pero “estaremos lejos de los niveles previos al 1 de octubre de 2017”, cuando tuvo lugar el referéndum ilegal de independencia. Ha resumido que 2018 fue “nefasto”, “sobre todo para la categoría de cinco estrellas [de todo el sector], con una caída del 20% del revPar (ingreso por habitación disponible)”.

Fe de errores

que hara

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información