Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Y si pudiera elegir su hotel según el trato que da a sus empleados?

UGT y CC OO, con la Universidad de Málaga, diseñan un sistema para otorgar un sello de calidad a los hoteles con condiciones laborales dignas

Una trabajadora limpia la habitación de un hotel en Sevilla.
Una trabajadora limpia la habitación de un hotel en Sevilla.

Imagine que, además de las estrellas o la ubicación, pueda elegir un hotel en función de si trata o no bien a sus empleados, si estos son o no externos, si tienen o se les ofrece formación suficiente, etc. A eso es a lo que aspira el proyecto "Hoteles justos, laboralmente responsables", que presentaron este martes UGT y CC OO y que cuenta con el apoyo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Se trata de un sistema diseñado con la Facultad de Turismo de la Universidad de Málaga que evalúa una serie de parámetros laborales para certificar, con un sello de calidad, que un establecimiento respeta la normativa laboral y ofrece unas condiciones dignas a sus trabajadores.

El proyecto, propuesto por los sindicatos a la Facultad de Turismo de la Universidad de Málaga, consiste en un sistema de evaluación que califica a un hotel en base a seis criterios (dimensiones los llama el proyecto), que a su vez se subdividen en un total de 18 "indicadores", según explicó Antonio Guevara, decano de la facultad malagueña. Son los siguientes: relación empresa-trabajadores (analiza la aplicación de convenios o la libertad sindical en la empresa); empleo (analiza la temporalidad o la rotación); salud y seguridad (prevención y siniestralidad); formación y desarrollo profesional; diversidad e igualdad de oportunidades (conciliación, composición de la plantilla por sexos o brecha de género) y equidad retributiva (distribución de las retribuciones máximas y mínimas).

La idea es, con estos parámetros, que ponderan entre el 15 y el 20% cada uno para la nota, otorgar a un hotel una puntuación determinada y concederle o no el sello de calidad. Una web, fairhotels.es, —ya operativa, pero solo para información— servirá para que los clientes puedan saber qué hoteles cuentan con el sello y, en breve plazo, para que los hoteles que quieran puedan hacerse a sí mismos una autoevaluación preliminar. No obstante, para obtener el certificado el hotel deberá ponerse en contacto con los sindicatos para que estos hagan el examen y otorguen la nota.

No está aún determinado qué nota será la mínima necesaria para obtenerlo ni si será obligatorio aprobar todas las dimensiones o si habrá diferencias entre el aprobado raspado y el sobresaliente. Lo que sí está claro es que habrá algunos parámetros sin cuyo cumplimiento no habrá sello. Aún se está en "fase de implantación" y quedan flecos por perfilar y la idea es que el sistema esté plenamente operativo en Semana Santa, explicaron fuentes sindicales.

Voluntariedad

Según explicó José María Martínez, secretario general de la Federación de Servicios de CC OO, los sindicatos están ya "hablando con cadenas hoteleras para que "se apunten voluntariamente a ser evaluadas". La idea es lanzar la web plenamente operativa cuando ya alguna cadena haya obtenido el certificado, de forma que sirva de arrastre a otras. "Desde la universidad, pensamos que muchas cadenas y hoteles cumplen los indicadores y para ellos tener el sello puede ser ventaja competitiva frente a los que no", señaló Guevara. "Creemos que con este sello ayudamos a erradicar la competencia desleal", abundó Miguel Ángel Cilleros, responsable de servicios de UGT. "Es una oportunidad para que los empresarios que cumplen, que se quejan de que la crítica los mete a todos en el mismo saco, se reivindiquen", dijo Martínez.

Martínez y su homólogo en UGT confían en que los establecimientos y cadenas españoles acojan de buen grado la iniciativa, que tienen como objetivo último mejorar la calidad del empleo en el sector turístico. "Tenemos buenas perspectivas", dijo Martínez, citando otros países donde hay iniciativas similares y "funcionan", como EE UU, Canadá, Irlanda o algunos países escandinavos. No obstante, ha señalado que es "fundamental" el apoyo institucional. Ambos sindicatos han destacado que el proyecto español, si bien se inscribe en esta misma iniciativa internacional, es "más ambicioso", merced a unos indicadores "elevados y exigentes", según Cilleros. Guevara fue más lejos al señalar que la aspiración es que el español se convierta en un "sistema de certificación internacional".

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que participó en el acto, mostró el apoyo de su departamento. "Contribuimos con nuestro apoyo a este proyecto y lo escalaremos para incorporar a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos y al sector privado, para que esto sea un valor añadido a la oferta turística española", dijo Maroto. La ministra ha celebrado el proyecto como un hito más para conseguir "que los buenos datos de volumen y gasto turístico en España tengan un reflejo en las personas", en los 2,4 millones de trabajadores del sector, que aporta a España el 11% del PIB y el 12,8% del empleo. El propio decano ha reconocido: "En los últimos años, hemos visto un deterioro en las condiciones de empleo en el sector turístico". "Queremos que los clientes sepan que las estrellas de los hoteles son sus trabajadores y trabajadoras", remató Cilleros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información