Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asturias y Galicia preparan un frente común contra el cierre de plantas de Alcoa

Los presidentes de ambas comunidades se han reunido este viernes en Oviedo y han reclamado al Gobierno que regule el precio energético para las industrias

FOTO: Desde la izquierda, el presidente de la Fundación Princesa de Asturias, Luis Fernández Vega, con el presidente asturiano, Javier Fernández, y el rey Felipe VI. / VÍDEO: Protesta de los trabajadores de Alcoa.

La decisión de la multinacional del aluminio Alcoa de cerrar dos plantas en España ha unido a los presidentes de Asturias, el socialista Javier Fernández, y de Galicia, el popular Alberto Núñez Feijoo. Los presidentes de ambas comunidades se han reunido este viernes por la tarde en Oviedo antes de acudir conjuntamente a la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias. Han acordado hacer un frente común para revertir el cierre de Alcoa. Además, han reclamado al Gobierno que establezca en las próximas semanas un marco regulatorio para 2019 y años posteriores del precio de la energía para industrias electrointensivas como Alcoa.

Ambos responsables autonómicos ya han pedido a las ministras de Industria, Reyes Maroto, y Transición Ecológica, Teresa Ribera, otra cita, “para hablar de este asunto y presionar a la empresa para que reconsidere esa decisión”. Las factorías afectadas, ubicadas en Avilés y A Coruña, emplean a casi 700 personas y la medida, como ha dicho Fernández esta mañana, es “dramática” para las zonas afectadas.

Feijóo también ha insistido en la necesidad de que el Gobierno establezca un calendario para abonar los aproximadamente 150 millones de euros que están presupuestados para empresas electrointensivas en España. Ambos han señalado que los gobiernos autonómicos no tienen competencias para tratar estos asuntos. Han explicado que la próxima semana se celebrará una reunión con directores generales de las comunidades autónomas y secretarios de Estado.

Alcoa anunció este miércoles su decisión de cerrar dos de las tres factorías que tiene en España, la de Avilés, con 317 trabajadores, y la de A Coruña, con 369. La medida no afecta a la tercera factoría que tiene en San Ciprián (Lugo), donde emplea a 1.600 personas. La empresa argumentó que el precio de las materias primas, el de la energía y la obsolescencia tecnológica, algo que los sindicatos achacan a la falta de inversiones de la firma, han provocado esta drástica decisión. 

En todo momento tanto el dirigente socialista asturiano como el popular gallego se han referido al coste de la energía como la principal razón de que Alcoa haya decidido cerrar las dos plantas. Feijóo ha explicado que siempre que se ha reunido con presidentes de Alcoa, todos les planteaban la necesidad de un marco regulatorio del precio de la electricidad que les permitiese ser competitivos.

Fernández ha sido preguntado por si existían otras razones para el cierre, como la falta de modernización de las plantas afectadas y por las acciones que habían tomado los poderes públicos para mejorar ese aspecto. "Debería preguntar por lo que ha hecho la compañía", ha respondido Javier Fernández. El dirigente asturiano, ha explicado que hasta ahora les han permitido tener unos precios eléctricos con los que competir y ha indicado que, si bien es cierto que las empresas no han invertido en modernizar las instalaciones, algo que era conocido, eso no es algo que pueda achacarse a las administraciones.

Cláusula secreta

Fernández ha explicado  este viernes por la mañana, antes de la reunión, que la factoría de Alcoa en Avilés, siempre ha sido muy sensible a la oscilación de los precios eléctricos. En su explicación, el presidente autonómico ha confirmado indirectamente lo desvelado por lainformacion.com este viernes, que cuenta que desde que se privatizó la planta en 1998, entonces Inespal, la empresa contaba con una cláusula que garantizaba un precio máximo de la energía hasta 2012.

“Cuando yo llegué en 2012, la primera reunión fue con el entonces presidente de Alcoa, porque se había acabado aquella cláusula. La empresa siempre ha planteado que los precios eléctricos eran altos en España”, ha contado Fernández, quien ha criticado a la compañía por no haber renovado la tecnología instalada en su planta de Avilés: “Creo que es una decisión tomada en Pittsburg, es una multinacional, que como las demás, compiten en mercados abiertos. No invirtió durante todos estos años, eso es verdad. Ella misma dice que hay una cierta obsolescencia en sus instalaciones”.

Fernández, cuestionado por los periodistas, también apuntado que el Rey, presente en Oviedo por la entrega de los premios Princesa de Asturias este viernes, se ha interesado por la situación. “Cuando lo saludé, lo primero que preguntó fue por Alcoa. ¿Cuál era la situación? ¿Qué pasaba con los trabajadores? Estaba al tanto y preocupado. Sabe que es una decisión muy dramática y de mucho impacto para toda la comarca de Avilés. Por supuesto, también en Galicia”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >