Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lisboa gana a Madrid y Valencia en la puja por la Web Summit

La cita tecnológica se mantiene 10 años en Portugal a cambio de 110 millones de euros

Ni Londres ni Valencia ni Madrid. El congreso tecnológico Web Summit continuará en Lisboa diez años más a cambio de 110 millones de euros, once por año. Una combinación de recursos del Gobierno portugués, el ayuntamiento de Lisboa y la Secretaría de Estado de Turismo han permitido decantar la suerte hacia el lado luso pese a ofertas económicas más sustanciosas.

La cita tecnológica creada por el irlandés Paddy Cosgrave en 2009 dio un salto con el traslado de Dublín a Lisboa hace dos años. En este tiempo, los visitantes han pasado de 400 a 60.000. En la última edición acudieron más de 2.500 periodistas procedentes de 100 países, 1.300 inversores y más de 1.200 conferenciantes.

El aumento de visitantes ha ido parejo también al de los emolumentos que reciben los organizadores. Si en las ediciones irlandesas, Cosgrave recibía 700.000 euros, Portugal le pagó para su traslado 3,9 millones y ahora, tres años después aumenta a 11 millones de euros, además del compromiso de duplicar la capacidad del recinto ferial. "Nos tenemos que preparar para recibir a 100.000 personas", ha advertido el alcalde, Fernando Medina.

El impacto económico del congreso se ha calculado en 300 millones de euros anuales, ya que llena prácticamente dos semanas de noviembre, cuando el turismo cae, con un visitante joven, de estudios superiores, y de inversores en busca de perlas tecnológicas donde poner el dinero.

Para el Gobierno portugués, embarcado en una política de renovación tecnológica del país, la permanencia de la Web Summit era fundamental para mantener el mensaje y atraer a jóvenes empresas. El propio primer ministro, António Costa, asistió al anuncio del nuevo acuerdo, junto a Cosgrave. “Cuando usted crece, nosotros crecemos", le dijo Costa en el acto de presentación, celebrado en la mañana del miércoles en el Arena de Lisboa. "Tratamos de que Portugal sea visto como un país de innovación y tecnología. Web Summit da la imagen de que el país es capaz de atraer para Portugal empresas de alta tecnología que crean empleo altamente cualificado".

En estos años, Google ha anunciado la creación de un centro tecnológico que dará empleo a 500 personas y Mercedes ha colocado aquí su laboratorio mundial para el coche autónomo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >