Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

USO denunciará a Aena ante la Audiencia por el impago de los pluses para los vigilantes

Dos sindicatos convocan huelga en el aeropuerto de Barajas por el incumplimiento del acuerdo para mejorar los pluses de los trabajadores de los controles

La zona de seguridad del aeropuerto de El Prat.
La zona de seguridad del aeropuerto de El Prat. EFE

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la USO (FTSP-USO) ha presentado ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), como paso previo a las denuncias ante la Audiencia Nacional, un conflicto colectivo para garantizar el abono del plus variable a los vigilantes de seguridad que prestan servicio en los aeropuertos españoles dependientes de Aena.

Estos pluses se pactaron el verano pasado para poner fin al conflicto que se vivió en varios aeropuertos como el de Barcelona-El Prat con los vigilantes de los controles de seguridad contratados por el gestor aeroportuario. Aena se comprometió entonces a incluir en los pliegos de licitación de los servicios de seguridad han recogido las especificaciones del acuerdo alcanzado por los ministerios de Fomento, Empleo e Interior con sindicatos y empresarios sobre la contratación de servicios de seguridad privada, que incluían esos pluses para vigilantes de aeropuertos vinculados al desarrollo de determinadas actividades.

No obstante, el sindicato denuncia ahora que las empresas adjudicatarias de los contratos no están abonando esos pluses. “Pese a los esfuerzos que realiza dicha empresa por destacar la buena marcha de los servicios y la idoneidad de las adjudicaciones de los servicios de vigilancia, noticias en prensa incluidas, lo cierto es que los vigilantes de seguridad que prestan servicios en los aeropuertos aún no han recibido en sus nóminas este plus económico, recogido tanto en el pliego de condiciones de la licitación de Aena como en el Convenio Colectivo Estatal de Empresas de Seguridad”, indicó Basilio Alberto Febles, secretario general de la FTSP-USO.

Febles añade que las empresas adjudicatarias desconocen los criterios que se van a utilizar para el abono de este plus, tanto la fecha a partir de la cual deben comenzar a abonarlo como el tiempo durante el que lo van a percibir los trabajadores. Esto ha llevado a esta Federación a presentar la correspondiente denuncia para intentar aclarar estos conceptos en el acto de mediación, o bien solicitar una nueva reunión de la Mesa de Fomento, donde se llegó a este acuerdo, para clarificar y cuantificar los conceptos y cantidades a abonar a los vigilantes de seguridad.

USO denuncia también que tampoco se abonan de la forma establecida los pluses de filtros y radioscopia en muchos aeropuertos. Además, las subrogaciones de los auxiliares de servicio no se han realizado de la manera esperada, ya que, en muchos casos, reciben salarios inferiores a los que venían percibiendo hasta ahora, según USO.

Huelga en Barajas

Debido al mismo conflicto, Alternativa Sindical y la Asociación de Vigilantes Aeroportuarios de Barajas (AVA) han llamado a la huelga a los vigilantes de seguridad de Ilunion del aeropuerto madrileño desde el 24 de agosto al 3 de septiembre para exigir que se cumplan las condiciones laborales del convenio.

El sindicato explica que Ilunion, que en abril de este año consiguió la adjudicación de la inspección de pasajeros por 58,2 millones de euros, no está cumpliendo con los pluses de radioscopia, de rotación o productividad que el Ministerio de Fomentó acordó con la patronal en una mesa de trabajo en septiembre del año pasado en la que se mejoraron las condiciones de los vigilantes.

De hecho, Alternativa, que representa al 20% de los cerca de 1.000 vigilantes con los que cuenta la empresa de seguridad, ha asegurado que algunos de los trabajadores ya han comenzado a reclamar judicialmente la falta de abono de estas mejoras.

Asimismo, Alternativa ha apuntado que, al ser algo que se produce en otros aeropuertos, no descartan que esta convocatoria se amplíe en los próximos días si "Fomento y Aena no dan una solución definitiva a esta situación". Las otras empresas adjudicatarias, Trablisa y Segurisa, propiedad al 51% de Enaire, tampoco están cumpliendo el convenio, según el sindicato.