Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España, entre los países que más desaprovechan su mano de obra, según la OCDE

El club de países industrializados calcula en el 41,5% la infrautilización de la población activa

Dos personas ante una ofician de empleo en Madrid
Dos personas ante una ofician de empleo en Madrid

España tiene un problema para desarrollar todo el potencial que tiene su mercado laboral. Lo indica la tasa de empleo, el porcentaje de la población activa con un trabajo, o la de paro. También la infrautilización de la mano de obra, que la OCDE calcula que supera el 40%, concretamente se sitúa en el 41,5%. Solo Grecia, Turquía e Italia están por encima de España, según las estadísticas que recoge el último informe sobre empleo del club de los países más industrializados del mundo, presentado este miércoles.

Casi es una tradición que España desaproveche su mano de obra. Se ve en su habitualmente alta tasa de paro; en cuanto a la de empleo, está entre las más bajas de la OCDE. Y también se observa en la infrautilización de la fuerza laboral, que la organización cifra en ese 41,5%. Para llegar a este porcentaje, este think tank de los países más ricos del mundo toma la tasa de inactividad, la de paro y el porcentaje de trabajadores a tiempo parcial involuntarios y excluye a quienes están formándose entre 15 y 29 años. El resultado, con datos de 2015, es ese porcentaje que vuelve a situar a España en un lugar negativo y destacado de los ránkings laborales occidentales.

La evolución del mercado laboral en los últimos ejercicios lleva a pensar que desde 2015 hasta ahora la situación habrá mejorado. No obstante, el desempleo en España sigue entre los más altos del mundo occidental y el subempleo apenas ha bajado siete décimas desde entonces.

España, entre los países que más desaprovechan su mano de obra, según la OCDE

La OCDE hace este cálculo en el capítulo de su informe anual sobre el empleo, Outlook Employment 2018. En él busca explicaciones a por qué la recuperación económica no está llegando a los sueldos en igual medida, cuando hay países que ya están por encima de los niveles de empleo y por debajo del de paro previos a la crisis. Esta es una preocupación que ya han manifestado otros organismos internacionales como el FMI o BCE.

"El subempleo, la caída de productividad y las bajas expectativas laborales son candidatos naturales", apunta la organización que dirige el mexicano Ángel Gurría. Unas páginas antes, en el mismo capítulo, el informe señala que "ha habido un significativo empeoramiento de las ganancias en el empleo a tiempo parcial respecto del empleo a tiempo completo, lo que está relacionado con el aumento de las medias jornadas involuntarias".

En ese subempleo, el trabajo a tiempo parcial involuntario por querer una jornada completa, también España suele ocupar un puesto destacado, especialmente a raíz de la crisis. En 2017, el 10,5% de los asalariados españoles se encontraban esta situación. Solo Italia superaba a España.