Carlos Torres (BBVA): “Un impuesto a la banca subiría el precio de los créditos”

La ministra de Industria, Reyes Maroto, admite que el Gobierno está estudiando diferentes vías para solucionar el déficit de las pensiones públicas

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, habla con el consejero delegado del BBVA, Carlos Torres Vila, en Santander.
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, habla con el consejero delegado del BBVA, Carlos Torres Vila, en Santander.Pedro Puente Hoyos (EFE)

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, ha asegurado este lunes que imponer una tasa a las transacciones financieras o "un impuesto a la banca" para solucionar el déficit de las pensiones es un "error", como ya se ha visto en otros países y que provocará un "encarecimiento del crédito".

Torres intervino en la primera jornada del curso La economía ante el blockchain, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y patrocinado por BBVA, que fue inaugurado por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que habló sobre el déficit de ingresos para las pensiones y admitió el impuesto a la banca como una de las posibles vías para atajar este problema. "Sobre la mesa hay varias posibles soluciones para la Seguridad Social y para las pensiones", pero donde se tiene que analizar, dijo, "es en Pacto de Toledo, que ya se ha activado".

Más información
Pedro Sánchez propone un impuesto a la banca para pagar las pensiones
Sánchez: “Los que se oponen al impuesto a la banca son los que esquilman la Seguridad Social”
Las empresas y la banca piden que Sánchez no revierta las grandes reformas

Para el número dos del BBVA es una equivocación justificar este impuesto con el rescate a la banca "porque lo que se hizo fue rescatar a las cajas de ahorros, mejor dicho a los depositantes". Este planteamiento sobre el impuesto a la banca es el que hizo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, poco antes de llegar al Ejecutivo. La ministra también afirmó que "este Gobierno no ha venido a derogar todas las leyes, aunque algunas no nos gusten. No habrá una política de ruptura sino de continuidad porque este país necesita confianza y tranquilidad".

Aunque Torres mantuvo una discrepancia sobre cómo solucionar el déficit de las pensiones públicas, sí coincidió con la ministra Maroto al decir que hay que "reforzar la sostenibilidad del sistema de pensiones" pero pidió "no hacer experimentos ni perjudicar a un sector concreto". El número dos del BBVA es partidario de gravar actividades negativas para la sociedad.

Marato recordó que el Gobierno quiere "garantizar la viabilidad de las pensiones", que hoy por hoy y con el modelo actual "no se puede financiar"; el anterior titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, recordó, "se sacó de la chistera" un impuesto tecnológico, y ahora lo que corresponde es "reflexionar" porque existe un problema de ingresos. Se mostró contrario a recurrir al mayor endeudamiento.

El consejero delegado de BBVA, a preguntas de los periodistas, no ha querido pronunciarse sobre la conveniencia o no de convocar elecciones, y únicamente ha indicado que la economía española se encuentra en un momento "muy bueno", momento que hay que aprovechar; a corto plazo, la prioridad es aprobar los Presupuestos Generales del Estado, y a más largo plazo "seguir con las reformas" y corregir desequilibrios, como el paro o la temporalidad del empleo.

Por otro lado, Carlos Torres dijo que las advertencias de las autoridades frente a la proliferación de criptomonedas deben ser "reinterpretadas", porque en la actualidad suponen un freno para la actividad financiera. Ha asegurado que más allá del "ruido" que crean las criptomonedas su impacto puede ser y es ya enorme, pero el régimen operativo para las entidades financieras en relación con estas monedas virtuales es estrecho. Rechazó que entrar en este negocio sea "especular" ya que es una actividad propia de las entidades financieras. Se mostró contrario a las advertencias de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que instó a las autoridades a desincentivar su uso por parte de los bancos.

En relación con la irrupción del blockchain, (denominación de la cadena de bloques que se constituye en una estructura de datos agrupados a los que pueden acceder personas autorizadas), Torres dijo que obligará a repensar el futuro "de los bancos y de muchas industrias porque llegará una descentralización muy fuerte que afectará a las empresas de servicios". También advirtió que abaratará los costes y las transferencias, como las que ha hecho el BBVA con blockchain, como banco pionero en el mundo.

Pisos turísticos

Maroto admitió que su ministerio no tenía competencias ni presupuesto para operar con intensidad en el sector turístico, "pero se pueden hacer cosas" y citó el problema de las diferentes legislaciones de los pisos turísticos. "Nos vamos a sentar con la conferencia sectorial para analizar el batiburrillo de decretos que han aprobado las diferentes Comunidades Autónomas para ordenar las reglas de juego y luego que cada autonomía regule como crea mejor".

La ministra, que no se mostró partidaria de un nuevo plan PIVE de subvención a los fabricantes de coches, afirmó que el Gobierno en las próximas semanas va a presentar una 'hoja de ruta' para la digitalización de la industria y servicios con especial atención al impulso de las tecnologías digitales, acceso a la financiación, el fomento del talento digital y el impulso de la privacidad y seguridad.

Para su elaboración, la titular del Ministerio ha asegurado que se contará con la participación de otros ministerios, "por el carácter transversal que tiene todo el proceso de la digitalización", y con la aportación de los agentes sociales y de los principales actores de la transformación digital en la economía española, con especial hincapié en la micropymes "que son las que están más atrasadas". También ha insistido en que "España no puede quedar atrás en el proceso de transformación digital".

La ministra ha señalado que España está ante una transformación tecnológica "imparable" y que el Gobierno está comprometido con el impulso de este proceso de digitalización económico y social, aunque ha afirmado que el Ejecutivo es consciente de que "no puede afrontar este reto en solitario" y que es necesario el trabajo conjunto del sector público y privado para aprovechar esta oportunidad.

Durante su intervención, la titular del Ministerio ha puesto de relieve que la transformación digital supone "todo un desafío" para la industria y los servicios españoles, aunque ha afirmado que también ofrece "una gran oportunidad" para mejorar la posición competitiva de España.

"Debemos facilitar la creación de empresas digitales y acompañar a las empresas en todo el proceso de digitalización", ha recalcado, tras afirmar que es clave mejorar la financiación de la empresa, impulsar el talento digital e incrementar la seguridad y la confianza, fomentando un marco regulatorio que se adapte a las necesidades de las compañías.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Íñigo de Barrón

Es corresponsal financiero de EL PAÍS y lleva casi dos décadas cubriendo la evolución del sistema bancario y las crisis que lo han transformado. Es autor de El hundimiento de la banca y en su cuenta de Twitter afirma que "saber de economía hace más fuertes a los ciudadanos". Antes trabajó en Expansión, Actualidad Económica, Europa Press y Deia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS