Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

George Soros: “En la UE, todo lo que podía salir mal ha salido mal”

El magnate cree que Europa debe reinventarse para sobrevivir y propone una Unión a la carta que ofrezca diversas opciones a los países

George Soros, fundador de la Fundación Open Society, el martes en París en la reunión anual del European Council On Foreign Relations.
George Soros, fundador de la Fundación Open Society, el martes en París en la reunión anual del European Council On Foreign Relations. AP

En plena tormenta político-financiera en el sur de Europa y en un ambiente de creciente eurofobia en el este, el magnate George Soros lanzó el martes un mensaje de alarma ante la “crisis existencial” que atraviesa el continente. Junto al anuncio de catástrofes venideras, también lanzó una propuesta con la que el benefactor y especulador financiero de origen húngaro confía en ofrecer una segunda vida al proyecto europeísta iniciado por hombres como Jean Monnet.

En un discurso pronunciado en París, Soros comenzó con un repaso demoledor a lo ocurrido en el continente en la última década. Desde entonces, “todo lo que ha podido salir mal, ha salido mal”, resumió. “Ya no es un giro retórico afirmar que Europa está en una crisis existencial. Es la dura realidad”, añadió.

Soros detecta tres grandes problemas que amenazan a la UE, ninguno de ellos superado aún: la crisis migratoria, la política de austeridad y la desintegración territorial ejemplificada por el Brexit. Una ensalada de contrariedades aliñada además por el fin de la alianza trasatlántica que muestran decisiones unilaterales del presidente de EE UU, Donald Trump, como la retirada del acuerdo nuclear con Irán.

El millonario de origen húngaro aprovecha para arremeter contra uno de sus archienemigos, el primer ministro de su país de origen, Viktor Orbán, al que tacha de “líder sin escrúpulos” que se ha aprovechado de la crisis de refugiados pese a que en su territorio prácticamente no haya aceptado a ninguno.

Haciendo honor al título de su conferencia, “Cómo salvar a Europa”, Soros ofrece una idea que cree puede resolver muchos de los problemas que desbordan al continente. Parte de la base de que un gran número de Estados miembros han roto con el principio rector de la UE de “una unión cada vez más estrecha”. Tomando en cuenta esta realidad, Soros cree inviable la Europa de varias velocidades que debe llevar a los 29 al mismo destino; en su lugar propone una “Europa de varios caminos” que ofrezca más opciones.

Frente a la amenaza migratoria, Soros defiende una política flexible en la que cada uno decida a quién acoge. “Los Estados miembros no debería estar obligados a aceptar a refugiados que no quieren; y los refugiados no deberían a estar obligados a ir a países a los que no quieren”, resume. En este aspecto, Soros parece olvidar el escasísimo cumplimiento por parte de los países de las ya de por sí muy pacatas cuotas de refugiados propuestas por Bruselas. Respecto a la crisis económica, el millonario asegura que la política de austeridad, lejos de resolverla, la ha ahondado.

Y sobre el Brexit, el responsable de la fundación Open Society cree que aún hay una posibilidad de que Reino Unido acabe dando marcha atrás. Pero para ello, argumenta, la UE debe transformarse en una organización en la que los británicos se sientan a gusto. Esta nueva Europa se diferenciaría de la actual en dos aspectos claves: “Primero, establecería una distinción clara entre la UE y la eurozona. Segundo, reconocería que el euro tiene muchos problemas sin resolver. No se puede permitir que acaben destruyendo el proyecto europeísta”.

El discurso de Soros podría resumirse con dos frases: “Europa necesita hacer algo drástico para sobrevivir a su crisis existencial. Para simplificar: tiene que reinventarse”.