Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aena regará al Estado con al menos 1.500 millones en tres años gracias a los dividendos

El gestor aeroportuario aprueba destinar el 80% de su beneficio a retribuir a sus accionistas hasta 2021

Sede central de Aena en Madrid.
Sede central de Aena en Madrid.

Aena destinará el 80% de su beneficio neto, excluyendo partidas extraordinarias, al pago de dividendos a sus accionistas en los próximos tres años ejercicios 2018, 2019 y 2020, lo que le garantiza al Estado –principal accionista con el 51% del capital a través de Enaire- unos ingresos de mínimos de 1.500 millones de euros, a razón de más de 500 millones anuales, de acuerdo al beneficio obtenido en el último año y a las previsiones de crecimiento del gestor aeroportuario.

Así consta en el su Plan Estratégico 2018-2021 que aprobó este martes el consejo de administración de Aena, que se reserva el derecho de modificar esta política de dividendos en caso de que “se produjeran circunstancias excepcionales”, según comunicó el gestor aeroportuario a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Aena mantiene así la política retributiva que marcó el pasado marzo, cuando aprobó repartir entre todos sus accionistas el 80% de los 1.232 millones que ganó el pasado ejercicio, frente al 50% que tenía fijado como mínimo cuando salió a Bolsa en 2015. Gracias a ese generoso dividendo, el Estado recibió 497 millones de euros.

Expansión internacional 

El Plan Estratégico 2018-2021, que se presentará a los inversores el próximo 7 de junio, apuesta por crecer en nuevos mercados para reducir los riesgos de concentración mediante la diversificación geográfica. La expansión internacional se abordará con la colaboración de socios privados mediante la creación o adquisición de sociedades independientes para cada proyecto. Según Aena, se potenciarán alianzas estables con socios de referencia de perfil preferentemente financiero.

El gestor aeroportuario se propone consolidar y ampliar activos ya operados en el extranjero a través de Aena Internacional, como los aeropuertos de Luton (Reino Unido), México, Cartagena o Cali (ambos en Colombia). Además, a medio y largo plazo, se contempla la compra de activos internacionales de alto potencial a través de estructuras societarias en las que participen socios privados.

En el ámbito inmobiliario, el objetivo de Aena es aprovechar los suelos disponibles en colaboración y crecer en nuevos mercados, además del desarrollo inmobiliario de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat

El plan contempla también un aumento de los recursos humanos en los años 2018 y 2019 para cubrir los perfiles necesarios y afrontar los nuevos retos y el incremento de actividad, y la posibilidad de aumentar la plantilla en los próximos años.