Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

BBVA prevé que el precio de la vivienda subirá un 5% en 2018, la mitad que en 2017

El servicio de estudios cree que el sector inmobiliario crecerá de forma más moderada y descarta una burbuja

Construcción de viviendas en Madrid.
Construcción de viviendas en Madrid.

El sector inmobiliario crecerá en 2018 por cuarto año consecutivo, pero con tasas algo más moderadas que el pasado ejercicio, según el informe de Situación Inmobiliaria BBVA Research, el servicio de estudios de la entidad financiera, que descarta la existencia de una burbuja inmobiliaria. BBVA Research calcula que la venta de viviendas alcanzará las 570.000 operaciones este año, un 7% más que en 2017. Esta subida queda lejos del 16,3% y las 532.000 transacciones registradas el pasado año, aunque las operaciones se alejan del mínimo de 2013, cuando se vendieron poco más de 300.000 casas.

Además, estima que la concesión de visados de obra nueva subirá alrededor de un 15%, hasta 93.000 permisos. No obstante, en 2017 se firmaron casi 81.000 visados, el 26,2% más que en 2016. La firma de estas autorizaciones se ha moderado ligeramente en los últimos meses, desaceleración que también se ha registrado en el mercado del suelo, que ha registrado una reducción de la superficie vendida, y en el número de afiliados al sector de la construcción.

En cuanto a la evolución de los precios, prevé que en 2018 suban un 5%, el doble de lo que crecieron en 2017 (2,5%). Y la demanda potencial de vivienda crecerá entre 1 y 1,4 millones en los próximos diez años, lo que se traduce en un crecimiento medio anual de entre 95.000 y 135.000 nuevos hogares.

Con estos datos en la mano, el departamento de estudios de la entidad bancaria descarta la existencia de una burbuja inmobiliaria. Félix Lora, uno de los expertos que ha elaborado el estudio, ha asegurado que España no se encuentra en una situación de burbuja, porque el nivel de los precios está explicado por la evolución del mercado. Aunque los mayores crecimientos acumulados del precio de la vivienda se han producido en Madrid (35,6%), Cataluña y Baleares (algo más del 28%), está todavía por debajo del alcanzado antes de la crisis (el precio en 2017 era un 25,7% inferior al de 2007, según el INE). Además, pese a los sucesivos aumentos, el nivel de visados es todavía muy reducido y los permisos aprobados en 2017 tan solo equivalieron al 10,6% de los firmados en los años de mayor auge. Por su parte, las viviendas terminadas en 2017 crecieron un 36,1% tras nueve años de retrocesos.

Por tanto, el buen tono de la economía nacional y las buenas perspectivas de la economía mundial, junto con un coste de financiación relativamente reducido, propician el crecimiento del sector inmobiliario en un contexto que deja atrás los niveles mínimos alcanzados durante la crisis. Sin embargo, el escenario no está libre de riegos por un aumento de la incertidumbre política y económica en España y el aumento de los tipos de interés. De hecho, Cataluña fue la región más castigada por la incertidumbre política por el procés: las ventas fueron un 5,4% inferiores a lo previsto y los visados, un 8,6%. Además, con la excepción de Andalucía, las regiones más afectadas por el aumento de la incertidumbre parecen haber sido algunas de las más cercanas a Cataluña, como Aragón, La Rioja o Baleares.