Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los consejeros ejecutivos de El Corte Inglés piden un consejo para analizar el futuro del presidente

Dimas Gimeno tendrá 30 días para fijar la fecha en la que se pretende dilucidar su futuro al frente de los grandes almacenes

Dimas Gimeno, durante su intervención en el acto de CEDE.
Dimas Gimeno, durante su intervención en el acto de CEDE. EFE

El grupo de consejeros ejecutivos de El Corte Inglés (los dos consejeros delegados, Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa, y los veteranos Carlos Martínez Echevarría y Florencio Lasaga, presidente este de la Fundación Ramón Areces) ha solicitado al presidente de la empresa, Dimas Gimeno, que convoque un consejo extraordinario. El objetivo se centra en dilucidar el futuro de Dimas Gimeno en la presidencia. Gimeno, según fuentes de su entorno, está esperando recibir la petición por escrito que hasta ahora solo la ha recibido por boca del secretario del consejo, Antonio Hernández-Gil.

Gimeno tendrá 30 días para fijar fecha, a la que está obligado al ser más de un tercio de los integrantes del consejo. En todo caso, sería para después del 30 de mayo, fecha prevista para un consejo ordinario para estudiar las cuentas del grupo en 2017 y en el que se prevé que la empresa ya tenga los resultados de la auditoría realizada por EY sobre el departamento de seguridad por el posible uso fraudulento del cargo por parte del responsable de la misma, Juan Carlos Fernández-Cernuda Hidalgo, uno de los puntos de conflicto entre las dos partes. 

En el entorno de Gimeno se ha interpretado la andanada de este grupo de consejeros, alineados con sus primas Álvarez Guil, como una presión más para descabalgarle de la presidencia antes incluso de llegar a la junta general de accionistas de agosto. Se contempla como un intento de que presente la dimisión ante la posición minoritaria que tiene en el máximo órgano de administración de la empresa. Hasta ahora, Gimeno se ha negado rotundamente a dar ese paso. Otra alternativa es que en el consejo del día 30 se proponga el cambio de presidencia sin necesidad de llegar al extraordinario.

Gimeno está en minoría en la empresa, en la que los principales accionistas son la Fundación Ramón Areces, con un 37,39%; la sociedad patrimonial IASA, controlada por las hermanas Marta y Cristina Álvarez, con un 22,18%; Mancor, de la familia García Miranda, con un 7%; Ceslar, de la familia Areces, con un 9% y que no está en el consejo, y Primecin, del jeque catarí Sheikh Hamad Bin Jassim Bin Jaber Al Thani, que en la próxima junta pasara a ostentar entre el 10% y el 12% del capital tras la conversión de un crédito en capital.

Gimeno, mientras tanto, se ha centrado en pelear contra sus primas, contra las que también pugnan su madre (María Antonia Álvarez) y su tío (César Álvarez), quienes han impuesto cuatro demandas contra las hijas de su hermano Isidoro en las que reclaman la retroversión de los cambios realizados en la patrimonial IASA, ya que no pueden ejercer ninguna actuación al estar en minoría frente al 69% que tienen las hermanas. Eso les impide recibir dividendos y, entre otras cosas, hacer frente al pago del impuesto de sucesiones que tienen que hacer a la Comunidad de Madrid por la herencia de Isidoro Álvarez.

El consejo de administración de El Corte Inglés está compuesto actualmente por Dimas Gimeno, Florencio Lasaga, Carlos Martínez Echevarría, Cristina y Marta Álvarez Güil, Manuel Pizarro, Víctor del Pozo, Jesús Nuño de la Rosa, Shahzad Shahbaz -representante del jeque catarí- y Paloma García Peña.