Ericsson vende por 29,5 millones a Ezentis una empresa que compró a Abengoa por un euro

La junta de accionistas Ezentis debe aprobar una ampliación de capital este lunes para cerrar la operación

Ericsson y Ezentis alcanzaron el 28 de febrero un acuerdo por el que la primera vendía a la segunda la sociedad Excellence Field Factory (EFF) por 29,5 millones de euros. El acuerdo contempla el pago al grupo sueco de siete millones en metálico. A su vez, Ericsson invertirá 22,5 millones en acciones de Ezentis tras la ampliación de capital que la junta de accionistas de esta compañía debe aprobar mañana. La filial de Ericsson (EFF) fue concebida para adquirir el negocio de Abentel a Abengoa, cerrada por un euro en julio de 2016. Mientras, bonistas de Abengoa han solicitado el concurso de acreedores de Abentel y está a la espera de la decisión del juez.

Desde la izquierda: Alfonso González, presidente de Abentel, Juan Espadas, alcalde de Sevilla, y José Antonio López, consejero delegado de Ericsson España, en la firma de un acuerdo en diciembre de 2016.
Desde la izquierda: Alfonso González, presidente de Abentel, Juan Espadas, alcalde de Sevilla, y José Antonio López, consejero delegado de Ericsson España, en la firma de un acuerdo en diciembre de 2016.J. M. Vidal / EFE

En caso de prosperar la solicitud de concurso necesario instada por los bonistas, a quienes Abengoa debe 10 millones, la operación de venta entre Abentel y Ericsson podría quedar sin efecto. Esto produciría un efecto dominó sobre la ulterior venta a Ezentis. El Juzgado de lo Mercantil número dos de Sevilla, que dirige el juez Pedro Márquez, acordó el pasado martes requerir a Ezentis para que aporte toda la documentación relativa a la operación anunciada. Una vez recibida, deberá pronunciarse a partir del 30 de abril. Si admite el concurso, los bonistas podrán pedir la recesión de la operación.

Abentel es una sociedad centrada en telecomunicaciones cuyos principales clientes son Telefónica y Orange. En el momento de su venta a Ericsson facturaba 104 millones de y tenía 550 empleados. Ni Abentel ni Ericsson trasladaron al mercado el importe de la operación, que los expertos cifraron en torno a los 30 millones atendiendo a la cifra de negocio y resultados de la actividad enajenada. Pero ahora, con motivo del acuerdo con Ezentis, la cosa empieza a complicarse al conocerse Ericsson compró por un euro los activos de Abentel solo año y medio antes.

Más información

Y se complica todavía más cuando se sabe que Abentel había sido valorada por una sociedad de tasación entre 19 millones y 140 millones de euros. La reducción de la deuda a cero permitió venderla por un euro a Ericsson, tras descontar los 45 millones de saldo deudor de Abentel con la sociedad matriz, según fuentes del entorno de la operación, que añaden que Ericsson asumió pasivos comerciales, pero no financieros. El acuerdo de refinanciación de Abengoa, que redujo la deuda al 3% pagadera en 10 años a través de bonos emitidos por una sociedad ad hoc, supuso que sus filiales se quedaran sin deuda. En todo caso, con dicha quita, los 45 millones se habrían quedado en 1,35.

Según fuentes jurídicas consultadas, la venta del negocio de Abentel no quedó automáticamente blindada con ocasión de la homologación del acuerdo de refinanciación de Abengoa de 24 de septiembre de 2016. Según estas mismas fuentes, esta problemática ya fue planteada por la propia Abengoa al juzgado de Sevilla que homologó el referido acuerdo, quien aclaró que las operaciones de desinversión contenidas en el plan de viabilidad de Abengoa que soportaba su refinanciación únicamente se encontrarían protegidas en la medida en que no causaran un perjuicio a la compañía o sus acreedores. Así lo expresó el juzgado en su auto de 8 de noviembre de 2016.

El lío llega a mayores porque se produce en un momento en que un grupo de bonistas que no suscribió el citado acuerdo había solicitado el concurso necesario de Abentel el 1 de febrero, y el juez les dio la razón. Uno de los motivos de la solicitud, precisamente, es la liquidación, en su opinión “ruinosa”, de los bienes de esta sociedad por el citado importe de un euro. Con posterioridad a la solicitud de concurso necesario, ha sido la propia Ezentis, en su comunicación al mercado, la que anunció la adquisición del negocio de Abentel por 29,5 millones.

Los bonistas que ahora solicitan la declaración de concurso necesario de Abentel plantearon en su día, en el seno de la impugnación de la homologación del acuerdo de refinanciación de Abengoa, la condición de administradores de hecho de las entidades financieras intervinientes.

Fuentes de Ericsson manifiestan que el negocio transferido en la actualidad incorpora negocios adiocnales a los activos adquiridos a Abengoa en 2016, quye representa en torno al 50% del negocio que compra Ezentis. Asimismo, sostienen que "gracias a las sinergias generadas dentro de Ericsson el margen operativo ha mejroado y la situación financiera ha sido saneada permitiendo continuar la operativa a medio y largo plazo". Según su información, EFF no presenta deuda financiera y su fondo de maniobra es de 25,7 millones, de los que 16 son de caja.

 

La acción de Ezentis sube un 20%

Desde que el pasado 9 de febrero se hiciera pública la operación de adquisición a Ericsson, la acción de Ezentis en el mercado continuo ha experimentado una subida de un 20%, lo que ha supuesto un incremento de más de 30 millones en su capitalización bursátil. Este dato, considerando que el precio de adquisición es de 29,5 millones, representaría que el mercado valora el nuevo negocio en una cantidad cercana a los 60 millones.

Fe de errores

ue

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Juegos

Lo más visto en...

Top 50