Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP propone que se pueda calcular la pensión con toda la vida laboral

La medida sería una opción "voluntaria" para quienes hayan cotizado más de 38 años

El Gobierno ha propuesto que quienes tienen largas carreras de cotización, más de 38 años, puedan elegir toda su vida laboral para calcular su pensión cuando se jubilan. Con esta medida, se aliviaría el retiro de quienes son despedidos en edad avanzada y ven como ese despido acaba estropeando su pensión, ya que esta se calcula sobre los últimos 21 años cotizados. La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha apuntado que su propuesta sería “voluntaria” para el trabajador. No obstante, la medida solo es un esbozo sin elaborar y se debería concretar en el Pacto de Toledo, donde ahora se debate la reforma de pensiones.

La Ministra de Empleo, Fátima Bañez.
La Ministra de Empleo, Fátima Bañez. EL PAÍS

Cuando alguien se jubila este año, la Seguridad Social calcula su pensión sobre los últimos 21 años que ha cotizado. En 2022 lo hará sobre los últimos 25 años. Se amplía cada año como parte de la reforma de pensiones de 2011. Es la única forma de calcular la pensión de una jubilación ordinaria. El Gobierno y su grupo parlamentario, el popular, quieren ampliar el menú y han llevado a la Comisión del Pacto de Toledo una propuesta para que quienes tengan una carrera de cotización larga puedan optar entre la forma actual o tomar toda la vida laboral, según apuntan fuentes del Ministerio de Empleo.

Esta medida, ahora solo un esbozo, beneficiaría a quienes pierden su empleo en los últimos años en una edad avanzada tras haber cotizado muchos años. Así lo ha contado la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en una entrevista en TVE este lunes por la tarde: “En estos últimos años, por razones de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) o porque ha tenido que ponerse por su cuenta como autónomo [...] estamos pensando, y se está trabajando en el Pacto de Toledo, en que se pueda tener en cuenta no solo los últimos años de cotización, sino incluso poder elegir durante toda su carrera laboral, porque mejoraría su pensión futura”.

Báñez ha lanzado la idea sin detallarla tras la reunión del Pacto de Toledo de la semana anterior. Pero la propuesta apenas está en pañales. Tanto es así que este martes por la mañana, el portavoz del PP en esta comisión parlamentaria apuntaba la idea de que su grupo en realidad estaba proponiendo, en línea con lo que sucede en otros países europeos, ampliar el periodo de cálculo de la pensión a toda la vida laboral, permitiendo a los trabajadores desechar los años con menores cotizaciones. “Unos pocos, lo otro no tenía sentido”, apuntaba en conversación con este periódico. Tampoco habló de la posibilidad de que fuera opcional para el trabajador elegir la opción que le fuera más beneficiosa.

Fuentes de Empleo posteriormente han aclarado en parte su oferta. Se trataría de que quienes tengan largas carreras de cotización, 38,5 años, puedan optar entre una forma de cálculo u otra, beneficiando así a quienes tienen largas carreras de cotización. Esto ya sucede ahora con la edad legal de jubilación. Como norma general, en 2018, es de 65,5 años. Será de 67 años en 2027. Pero quienes tengan una carrera larga podrán retirarse a los 65 años.

Propuesta de Telediario

La forma poco concreta, descoordinada e informal —una entrevista en TVE— con que se ha anunciado esta propuesta ha provocado malestar en el Pacto de Toledo. Los portavoces del resto de grupos parlamentarios han dado a entender su descontento. También lo ha hecho el secretario general de CC OO, Unai Sordo. “No comento las propuestas de Telediario. Las propuestas hay que hacerlas en las mesas de negociación y estas no acaban de arrancar”, ha lamentado. La responsable de UGT, Mari Carmen Barrera, por su parte, en una valoración apresurada ha señalado que esta iniciativa no le parecía una solución.

El Pacto de Toledo lleva negociando una nueva reforma de pensiones desde hace más de un año. Sus recomendaciones deberían haber llegado hace meses. El primer plazo que se marcaron fue primavera del 2017. Para el Gobierno y el PP, fue la coyuntura política del año pasado (la elección del secretario general de PSOE y la crisis catalana) la que ha hecho imposible llegar a algún tipo de acuerdo. Para la oposición y para los sindicatos, es la falta de iniciativa del Gobierno.

Más información