Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE propone aplicar un recargo del 8% a la banca en el impuesto de sociedades para destinarlo a pensiones

El secretario de Política Económica y Empleo socialista, Manuel Escudero, explica que tiene un potencial recaudador de unos 860 millones

Dos jubilados pasean por el centro de Madrid
Dos jubilados pasean por el centro de Madrid

El PSOE explicó este miércoles, después de que Pedro Sánchez avanzara su propuesta de que la banca pague un impuesto para minorar el déficit de la Seguridad Social, que la fórmula que prevé es un recargo en el impuesto de sociedades del 8% específicamente para las entidades financieras. El secretario de Economía de la ejecutiva de Pedro Sánchez, Manuel Escudero, defendió que la idea está inspirada en la propuesta de la tasa de sobrecargo que aprobó en 2016 el Gobierno de David Cameron en Reino Unido y que se trataría de un impuesto complementario al de sociedades sobre la misma base tributable.

Los socialistas salieron también al paso de las críticas de Podemos, que además de reivindicar la paternidad de la idea —aunque el programa de Alfredo Pérez Rubalcaba en 2011 ya contemplaba un impuesto sobre los beneficios de las instituciones financieras para destinarlo a planes de empleo y reactivar la economía— incidieron en que la Hacienda Pública se sustenta sobre el principio de caja única y por tanto no puede haber impuestos finalistas. Esto es, que el tributo a los bancos no podría destinarse solo al déficit de las pensiones. “Un impuesto finalista lo puede ser por disposición legal o por compromiso político. Nosotros hablamos del segundo obviamente: nos comprometemos a que recaudación íntegra del impuesto extra a la banca se transfiera como ingreso a la Seguridad Social en tanto persista su déficit”, señaló Escudero.

El PSOE calcula el “potencial recaudador” de este tributo en 860 millones de euros y defiende que no responde a un ánimo de venganza contra la banca, sino a un “planteamiento muy estricto de resolver el problema” del déficit de la Seguridad Social, que se calcula en 15.000 millones de euros en 2018. “Si es necesario recurrir a impuestos no vamos a incrementar el de las clases medias y trabajadoras”, razonó ayer el responsable de Economía del PSOE en la Cadena Ser.

Los socialistas vinculan esta medida con el rescate público al sector financiero. “Es de justicia social que si la banca recibió un rescate de 77.000 millones de euros, se le pida contribuir cuando tenemos en el sistema de Seguridad Social en una situación casi de emergencia”, incidió Escudero. “Rescate por rescate”, resumió.

Más información