Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio de la vivienda nueva se encarece un 5% en 2017, la mayor subida en una década

Cataluña es la única región donde desciende la confianza del sector inmobiliario

El precio de la vivienda nueva en España se ha encarecido un 5% de media.
El precio de la vivienda nueva en España se ha encarecido un 5% de media.

El precio de la vivienda nueva en España se ha encarecido un 5% de media, la subida más alta desde el año 2007. Las casas de nueva planta vuelven al panorama inmobiliario tras una década en la que apenas se han edificado viviendas y el demandante se ha decantado claramente por el mercado de segunda mano, algo que empieza a cambiar. El precio se sitúa así en 2.227 por metro cuadrado y crece un 3,3% en la segunda mitad del año duplicando el crecimiento del primer semestre, que fue del 1,7%, según el análisis de Sociedad de Tasación, que estudia 400 municipios españoles.

Con esta escalada, en las ciudades de Madrid y Barcelona los precios están cada vez más cerca de los niveles anteriores al comienzo de la crisis. Así, Barcelona, la ciudad más cara de España, alcanza los 3.865 euros por metro cuadrado, frente a los 4.500 de diciembre de 2007. También en Madrid, la tercera más cara seguida por San Sebastián (3.441 euros), el precio se ha situado en 3.167 euros, frente a los 3.971 del mismo periodo de hace diez años. El precio medio de una vivienda de 90 metros cuadrados en las capitales de provincia es de 200.400 euros.

Nada tienen que ver estos precios con los que se manejan en Badajoz (1.155 euros por metro cuadrado), Cáceres (1.138) y Ciudad Real (1.160), las capitales que presentan los precios más bajos. Aunque los aumentos de precios difieren según la ciudad, ya no se experimentan bajadas en ninguna población.

La tasadora sitúa a Barcelona como la capital de provincia con el precio más alto, con 3.865 euros por metro cuadrado. Y a Cataluña como la región más cara, con 3.452 euros por metro cuadrado, seguida por Madrid (3.167) y País Vasco (2.596). Sin embargo, sí detecta un deterioro en la confianza del sector (es la opinión de más de 700 profesionales sobre aspectos económico-inmobiliarios de las zonas donde desarrollan su actividad profesional). Mientras que el índice de confianza inmobiliario se mantiene constante en el último semestre en España, baja en Cataluña. “Destaca Cataluña como la única comunidad autónoma en la que el Índice de Confianza de ST desciende de modo apreciable casi dos puntos, de 58,1 a 56,2 puntos en el cuarto trimestre de 2017, posiblemente motivado por la situación de incertidumbre política”.

El encarecimiento de los precios ha tenido su primer efecto. El esfuerzo -el número de años de sueldo íntegro- que se precisa para comprar una vivienda empieza a subir levemente. Se sitúa en 7,6 años en el último trimestre de 2017, cuatro décimas por encima del registrado un año antes cuando se situó en 7,2. Baleares continúa siendo la comunidad autónoma donde se necesitan más años para acceder a una vivienda 14,7 años. Con todo, ha disminuido en el último trimestre, 0,5 puntos. Por contraposición, La Rioja sigue siendo la región donde es más fácil acceder a la vivienda 4,9 años. 

El estudio también incluye un análisis de la rentabilidad elaborado por Urban Data Analytics (uDA), socio tecnológico de Sociedad de Tasación, y que concluye que la rentabilidad del alquiler subió un 7,29 % en el último trimestre de 2017. frente al 6,91% del año anterior. Por provincias, Valencia, Barcelona y Toledo alcanzan una rentabilidad bruta en el alquiler de 7,5 % el valor máximo del territorio nacional. Por el contrario, Orense con una rentabilidad del 4,8%, seguido por Guipúzcoa con un 4,9% y Vizcaya y La Coruña con un 5, 1% de rentabilidad bruta respectivamente son las provincias que ofrecen menores rentabilidades en el alquiler.

En la comparativa anual de las rentabilidades brutas en el alquiler, destacan las provincias de Valencia, Navarra y Santa Cruz de Tenerife con una variación anual respecto a diciembre de 2016 de 15,4%, 10,9% y 9,5% respectivamente. Por el contrario, las provincias de Almería y Barcelona presentan variaciones negativas de –6,8% y -0,2 % respectivamente. La opción de compra destinada al alquiler sigue siendo una opción de inversión muy atractiva, siendo Madrid, Málaga, Valencia y Alicante las que presentan el mejor comportamiento en cuanto a rentabilidad del alquiler y riesgo inmobiliario.