Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Banorte e Interacciones se fusionarán para crear el segundo banco de México

La operación todavía está sujeta al visto bueno de los accionistas y del regulador

Carlos Hank González, en un encuentro con inversores de Banorte.
Carlos Hank González, en un encuentro con inversores de Banorte. CUARTOSCURO

Los bancos mexicanos Banorte e Interacciones han acordado este miércoles su fusión, un movimiento que los convertirá en el segundo grupo financiero más grande en el país norteamericano. Aunque la operación todavía está sujeta al visto bueno de sus respectivas juntas de accionistas y de los reguladores, se espera que la unión se concrete en el segundo trimestre del año que viene. La familia Hank, una de las más acaudaladas de México, es la primera accionista de ambas entidades financieras.

La transacción alcanzará los 27.400 millones de pesos (1.440 millones de dólares al tipo de cambio actual). Como parte del acuerdo, los accionistas de Interacciones recibirán la mitad del monto pactado en efectivo y el resto mediante 109,7 millones de acciones del grupo resultante, equivalentes al 4% de las acciones de Banorte en circulación. "Se espera que las subsidiarias financieras que forman parte de Grupo Financiero Interacciones se fusionen con las subsidiarias financieras de Grupo Financiero Banorte. Como resultado, Banorte se convertiría en el segundo grupo financiero del país tanto por activos totales, como por cartera de crédito y depósitos", ha expresado este banco en un comunicado remitido a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Por su parte, Interacciones, uno de los principales prestamistas de gobiernos estatales y municipales, asegura que con esta fusión crearán nuevas fuentes de ingreso al ofrecer productos complementarios en los mercados existentes.

La acogida de los accionistas de Banorte fue muy negativa. Poco después de conocerse la noticia, sus acciones cayeron un 4% y tocaron su nivel más bajo en más de cinco meses. Al cierre, la bajada se aceleró hasta el 9,3%. Los títulos de Interacciones, entretanto, subieron repuntaron ligeramente —un 0,6%—.

Los rumores de una toma de control habían circulado desde que Carlos Hank González renunció como presidente ejecutivo de Interacciones hace tres años, para unirse al directorio de Banorte, donde ahora es presidente del banco que una vez dirigió su abuelo. Los dos bancos ya están íntimamente entrelazados como parte importante de la cartera de inversiones de la familia Hank. Cuando Hank González se mudó a Banorte, Interacciones dijo que no necesariamente significaba que los dos grupos se fusionarían.

Banorte fue fundado en 1899 en el estado mexicano de Nuevo León. Al cierre de junio de 2017, este grupo financiero reportó la administración de 130.000 millones de dólares en activos. Banorte es actualmente la tercera institución bancaria más grande en México medida en tamaño de depósitos y crédito. Con 12 millones de clientes en el sector bancario y 1.143 sucursales es el cuarto banco en cartera de tarjeta de crédito. El actual presidente de Banorte, Carlos Hank González, es hijo del presidente del Consejo de Administración de Grupo Financiero Interacciones, Carlos Hank Rhon.