Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercedes Benz llama a revisión a más de un millón de coches por peligro de explosión de su airbag

Los vehículos implicados fueron fabricados entre los años 2011 y 2017

Logo de la marca alemana de coches Mercedes-Benz.
Logo de la marca alemana de coches Mercedes-Benz. AFP

El comunicado que ha emitido el gigante alemán de la industria automotriz, Daimler AG en la tarde del lunes, afecta a varios cientos de miles de propietarios de la exclusiva marca Mercedes Benz. El consorcio asegura que ha decidido llamar a revisión a más de un millón de coches a nivel mundial, para resolver un peligroso problema técnico que podría activar los airbags (las bolsas de aire de seguridad) de manera espontánea, e incluso hacerlos explotar.

Entre los vehículos llamados a revisión se encuentran los hay de los modelos Clase-A, B,C y E, además de las camionetas Clase-CLA,GLA y GLC. Todos los vehículos involucrados fueron fabricados entre los años 2011 y 2017. Según el comunicado dado a conocer por Daimler, de todos los automóviles llamados a revisión, 495.000 fueron vendidos en Estados Unidos, 400.000 en Reino Unido y 76.000 en Canadá. La medida también afecta a algunos vendidos en Europa, pero Daimler aún no ha precisado el número de coches que pueden estar afectados.

Mercedes tomó la decisión de llamar a revisión de sus modelos después de descubrir una falla en un cable localizado en la columna de transmisión, que podría activar el airbag e incluso causar una pequeña explosión. Este proceso de verificación comenzará en las próximas semanas cuando estén disponibles las piezas de repuesto para solucionar el problema, que encierra un peligro real para los conductores.

El defecto ya fue comunicado a las autoridades de varios países y Mercedes también ha recomendado a sus clientes, que en caso de que la luz de alarma de los airbags se encienda sin motivo alguno, se dirijan de inmediato a un distribuidor. La reparación, según Mercedes, no dura más de una hora y será gratuita.

La compañía ha asegurado que esta llamada a revisión no está relacionada con el escándalo del fabricante japonés Takata, que tuvo que hacer lo propio con 100 millones de airbags instalados en coches de las principales marcas mundiales por un defecto que podía hacerlos estallar.

En medio de la alerta desatada por el anuncio, Daimler AG se ha dado el lujo de anunciar que el grupo ha decidido examinar una nueva estructura de la compañía destinada a hacer frente a los desafíos de la nueva era automovilística. La medida contempla la creación de tres entidades independientes: Mercedes Benz Cars & Vans y Daimler Trucks & Buses, como dos nuevas entidades y la existente legalmente independiente, Daimler Financial Services.

El proyecto, que debe ser aprobado por el Consejo de Supervisión, pretende, según Daimler, fortalecer la futura viabilidad de las unidades de negocio y utilizar mejor el potencial de crecimiento y ganancias en los diferentes mercados en los que operan.

Más información