Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vigilantes del Ministerio de Defensa irán a la huelga el 25 y el 26 de septiembre

Los sindicatos convocan movilizaciones en la empresa Marsegur, la firma responsable del servicio subcontratado

Una fotografía promocional de la empresa Marsegur publicada en sus redes sociales
Una fotografía promocional de la empresa Marsegur publicada en sus redes sociales

Los vigilantes de la empresa de seguridad Marsegur están llamados a la huelga los proximos 25 y 26 de septiembre. Esta es la compañía que se encarga de la vigilancia de bastantes instalaciones públicas, entre ellas es responsable de las del Ministerio de Defensa desde mayo. Protestan porque denuncian que hay retrasos en el pago de las nóminas, problemas con los uniformes y las armas y otros incumplimientos de contrato.

"Tras la celebración en la mañana de hoy de un acto de conciliación en el SIMA (Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje), debemos informaros que el mismo ha finalizado sin acuerdo al no aceptar la empresa Marsegur nuestro requerimiento para que dé inmediato cumplimiento a lo establecido en el Convenio Colectivo Sectorial", han anunciado los sindicatos. Los tres mayoritarios del sector UGT, CCOO y USO, han anunciado la convocatoria de huelga.

Además de los incumplimientos, los sindicatos llevan tiempo denunciando las condiciones laboral que impone Marsegur a sus vigilantes. La principal queja es que esta empresa paga a sus trabajadores sueldos algo por encima el salario mínimo interprofesional (entre 707 euros al mes medidos en 14 pagas) y muy por debajo del salario base que recoge el convenio colectivo del sector, casi 1.100 euros al mes. Para ello aplican el convenio de empresa y no el sectorial. Lo que sucede es que ese convenio fue anulado por la Audiencia Nacional en mayo pasado, justo cuando Marsegur se hizo cargo de la vigilancia del Ministerio de Defensa.

Marsegur es una de las llamadas empresas pirata del sector de la seguridad, junto a otras como Sinergias de Seguridad y Vigilancia y Seguridad Integral Canaria, que se han hecho con la vigilancia de centros de las administraciones pública a base de ofertas con precios muy bajos que se traducen en reducciones de sueldos y peores condiciones laborales. Se da la circunstacia de que  sindicatos del sector, UGT y CC OO, vinculan a las tres con el polémico empresario canario Miguel Ángel Ramírez, también presidente de equipo de primera división de fútbol Unión Deportiva Las Palmas. No obstante, Ramírez solo está vinculado directamente con la última, Seguridad Integral Canaria, empresa que anunció a sus trabajadores a finales de agosto que estaba abocada a la liquidación.

"Hemos decidido plantear una huelga en todos los servicios que Marsegur tiene en el territorio nacional, motivada por los múltiples incumplimientos en materia laboral de la Empresa para con sus trabajadores, los reiterados retrasos en el pago de nóminas, y en particular el incumplimiento en todas las obligaciones contractuales asumidas en el servicio de Defensa, extremo que sus trabajadores están padeciendo especialmente (problemas con la tenencia o ausencia del arma, uniformidad, relevos, servicios descubiertos, etc)", han señalado.