Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ejecuciones hipotecarias sobre vivienda habitual bajan un 56,8%

Casi seis de cada diez casas embargadas en el segundo trimestre tienen hipotecas que se firmaron entre 2005 y 2008

Representantes de la asociación Stop Desahucios de San Sebastián. (Archivo)
Representantes de la asociación Stop Desahucios de San Sebastián. (Archivo) EFE

En el segundo trimestre del año se llevaron a cabo 2.788 ejecuciones hipotecarias de viviendas habituales, un 56,8% menos que entre abril y junio de 2016. También se produjeron otras 864 que no eran sobre la residencia habitual de los propietarios, un 48,1% menos. "Tomando como referencia el total de viviendas familiares existentes en España en el segundo trimestre (18.505.200), el 0,02% iniciaron una ejecución hipotecaria en ese periodo", señala el Instituto Nacional de Estadística.

La ejecución hipotecaria es un procedimiento ejecutivo a través del cual se ordena la venta a un tercero de un bien inmueble que estaba gravado con una hipoteca, porque el deudor de esa hipoteca no ha pagado las cuotas que garantizó con esa vivienda.La mayoría de casas que se embargan en España son todavía producto de los créditos del periodo anterior a la explosión de la burbuja.

"Así, el periodo 2005-2008 concentra el 58,6% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas este trimestre", señala el instituto estadístico. Si se tiene en cuenta el número de hipotecas constituidas cada año, hay dos periodos que concentran los créditos para vivienda fallidos en España: "El 0,13% en 2007 y el 0,11% en 2013 y 2014 de las hipotecas constituidas sobre viviendas esos años ha iniciado una ejecución hipotecaria en el segundo trimestre de 2017".

Si se tienen en cuenta todos los inmuebles (es decir, al margen de las viviendas, los trasteros, terrenos y otros bienes) el número de ejecuciones hipotecarias iniciadas en los registros de la propiedad en el segundo trimestre fue de 13.605, lo que supone un 20% menos que en el trimestre anterior y un 35,2% menos que en el mismo periodo de 2016.

Por comunidades, 4n el caso de viviendas las que acumulan más ejecuciones son Andalucía (1.915), Comunidad Valenciana (1.444) y Cataluña (1.014) presentan el mayor número de ejecuciones. Y Comunidad Foral de Navarra (20), La Rioja (40) y País Vasco (50) los menores. Tomando como referencia las hipotecas constituidas en el periodo 2003-2016, la Comunidad Valenciana (0,15%), Región de Murcia y Andalucía (ambas 0,13%) registran los valores más altos. Por su parte, País Vasco (0,02%) y Comunidad Foral de Navarra (0,03%) presentan los más bajos.