Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comité de huelga de los trabajadores de El Prat recurrirá el laudo al considerarlo “ilegal”

No confían en llegar a un acuerdo con la empresa para designar un árbitro y mantienen la huelga hasta que se dicte la resolución

Trabajadores de Eulen protestan en el aeropuerto de Barcelona-El Prat
Trabajadores de Eulen protestan en el aeropuerto de Barcelona-El Prat EFE

El comité de huelga de los trabajadores de Eulen en el Aeropuerto de El Prat mantendrá la huelga indefinida hasta que se publique el laudo de arbitraje obligatorio que pondrá fin a los paros. Tras el anuncio de que el Gobierno activa este procedimiento, fuentes del comité han confirmado este miércoles que recurrirán el laudo porque, aseguran, "es ilegal y vulnera los derechos de los trabajadores". No obstante,reconocen que "habrá que cumplirlo".

El comité tiene ahora 24 horas para designar un árbitro de mutuo acuerdo con la empresa. "Va a ser muy difícil, porque la empresa intentará barrer para casa, seguramente tendremos que esperar a que el Gobierno imponga el árbitro", ha admitido un miembro del comité.

Los trabajadores también han criticado la presencia de la Guardia Civil en el aeródromo barcelonés: "Ahora hay solo diez minutos de cola porque tenemos a cuatro vigilantes y a dos agentes en cada filtro: si no se cumplen las reivindicaciones y se amplía el personal, cuando se vayan volverán las colas". Además, los empleados de Eulen aseguran que los agentes del instituto armado están presionando a los vigilantes de Eulen para que cumplan unos servicios mínimos que tildan de "abusivos". Los empleados se remiten al caso de una vigilante que, a causa del estrés sufrido en los últimos días, ha pedido la baja laboral. 

A pesar de la huelga indefinida, en la tercera jornada de paros no se han registrado colas importantes. Sin tener la huelga un efecto directo hacia los pasajeros, vigilantes de otros servicios y trabajadores del aeropuerto han acudido este miércoles al aeropuerto para mostrar su apoyo a los empleados de Eulen, en una acción que ha culminado con aplausos en las dos terminales del aeródromo barcelonés.