Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Tienes una idea de negocio? ¡Incúbala!

Las aceleradoras son espacios en los que los emprendedores pueden poner en marcha sus proyectos

El ecosistema de startups poco a poco se va consolidando en España. Aunque durante 2016 recibieron un 12,8% menos de inversión respecto a 2015, desde los 576 millones hasta los 502, el número creció un 1%, hasta las 2.663 startups, según el informe Startup Ecosystem Overview, elaborado por la fundación Mobile World Capital Barcelona (MWCB).

Incubadora Tetuan Valley
La incubadora madrileña Tetuan Valley está enfocada en 'startups' tecnológicas

Este asentamiento se debe, en parte, al apoyo que las empresas encuentran en las lanzaderas e incubadoras, espacios donde los emprendedores encuentran apoyo a la hora de avanzar con sus proyectos. Aunque muchas están especializadas en sectores concretos de actividad (agroalimentación, educación, cultura, sociales, mecánica…) todas tienen en común el apoyar a proyectos que tienen que ver con la tecnología. Estas son cuatro de las plataformas que existen en España.

Cloud Incubator Hub: la aceleradora tecnológica

Es la incubadora y aceleradora de la Universidad Politécnica de Cartagena (Murcia) pero, como recuerda su cofundador y director organizativo, Andrés Camillo, está abierta a todo el mundo. Su ámbito de desarrollo se encuentra en el internet de las cosas y las tecnologías de la información. Actualmente tienen, además, dos programas de aceleración tecnológica en el marco de Startup Europe. Uno de ellos, el Girl Power Murcia, está enfocado a mujeres y al fomento de su presencia en el terreno de la tecnología. Tendrá una duración de dos años y se espera que de él nazcan 50 nuevas startups.

Por otro lado, acaban de situarse en el primer puesto del ranking global de viveros de empresas avanzados del estudio analítico Los servicios que prestan los viveros de empresas en España. Ranking 2016/2017, realizado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS) y la Universidad Rey Juan Carlos.

Creen en el aceleramiento orgánico, es decir, en fomentar el espíritu empresarial a través de un equipo formado por personas de diferentes ámbitos que desarrollan actividades personalizadas a las características de cada startup. Al estar ubicada en Cartagena disponen de un sistema que posibilita a las empresas participar en sus programas de manera no presencial. Cuentan con mentores gurús internacionales.

Dos de sus proyectos más reconocidos son Proasistech, un sistema inteligente de control de iluminación pública que se está desarrollando en muchas ciudades de Europa y que tiene el poder de avisar cuando hay una avería y de informar de los componentes necesarios que necesita para su reparación; y Lockup, un sistema de apertura de puertas a través del móvil, por lo que permite la eliminación de la llave y que acaba de cerrar una ronda de financiación en Miami en la que han conseguido 500.000 dólares.

Tetuan Valley: para la creación de comunidad

Incubadora con sede en Campus Madrid y dirigida por Karel Escobar, un joven que tras participar en el convenio de becas de Banco Santander consiguió establecerse en el equipo y llegar a presidente. Están enfocados en startups tecnológicas de desarrollo de software, aplicaciones, fintech y marketplaces.

Karel Escobar, CEO de Tetuan Valley ampliar foto
Karel Escobar, CEO de Tetuan Valley

Su programa es gratuito, por lo que no toman posición en las empresas. Su máxima es la creación de comunidad. Al finalizar el proceso de aceleración, en el que reciben charlas de mentores y emprendedores, los integrantes de las startups comienzan a formar parte de la comunidad apoyando a nuevos proyectos y participando en los diferentes eventos que desarrolla Tetuan Valley.

Ofrece descuentos en abogados, marketing y otros servicios necesarios para el buen funcionamiento de las startups. Además, cuentan con el apoyo de grandes empresas que inculcan sus conocimientos a través de un seguimiento personalizado de los proyectos. Por otro lado, a través de una asociación con la incubadora Astronout ha creado la aceleradora Seed Rocket, donde se continúan desarrollando las empresas realizando actividades más relacionadas con la figura del inversor.

Entre sus startups más destacadas se encuentra Videona, un programa capaz de grabar, editar y compartir vídeos con buena calidad, y Teltoo, un software capaz de reducir el ancho de banda de los vídeos, muy útil en la televisión por cable.

Orizont: la incubadora de los alimentos

Es la aceleradora de la empresa Sodena, ubicada en Navarra y dedicada al sector agroalimentario. Acaban de terminar la selección de las empresas que formarán parte de su tercera edición de aceleración. Todas ellas cuentan con el apoyo financiero de 110.000 euros de Sodena, desglosado en 20.000 euros en forma de capital a cambio del 9% del accionariado, 80.000 euros en forma de préstamo participativo y un bono de 10.000 euros para contratar los servicios necesarios (contabilidad, análisis de mercado, marketing…). Uno de los requisitos para poder formar parte de su programa es que el dominio social de la empresa resultante debe estar en Navarra. “Buscamos fomentar el emprendimiento y los puestos de trabajo en Navarra, por ello es imprescindible cumplir este punto”, avisa Alberto Clerigué, director de inversiones de Sodena y responsable de Orizont.

Su metodología de desarrollo es Lean Startups, una línea que trata de acortar los ciclos de desarrollo de producto adoptando una combinación de experimentación a través de hipótesis y lanzamientos de productos para conseguir la opinión de los clientes. Todas las startups cuentan con el apoyo de un consejo asesor formado por empresas del sector tales como Ebro Food, Coca Cola, Viscofan o Mahou-San Miguel. Además, cuenta con un equipo de empresas colaboradoras que abren sus puertas a las startups para que estas conozcan cómo desarrollan su actividad, como Kaiku o Florette, y de uno o dos mentores. Estos son profesionales de referencia, que muchas veces son empleados de las empresas anteriormente citadas y que realizan un seguimiento continuado de las startups.

De los 12 proyectos apoyados entre la primera y segunda edición, siete están comercializando su idea en el mercado y siete han conseguido financiación adicional a Sodena. Tan solo uno no ha conseguido seguir en marcha. Algunas son BrioAgro, un sistema de monitorización de las principales variables en las que el agricultor puede intervenir para mejorar sus cultivos, o Useful Wasters, que permite la transformación de residuos de desalinizadoras para crear agua a menos coste y convertir los residuos generados en productos con alto valor.

Sonar Ventures: para emprendedores sin ideas

Ubicada en Madrid, se trata de una plataforma un poco diferente. Ellos se denominan como productoras de startups, ya que no lanzan ni incuban proyectos, sino que, tras localizar una necesidad en el mercado, un equipo de 20 personas desarrolla una solución. Una vez que comprueban que la idea funciona, crean la empresa y seleccionan a los trabajadores y a un emprendedor para darle el cargo de director de la compañía. “Hay gente emprendedora que tiene muchas cualidades pero que no tienen ideas, por ello se creó esta plataforma”, explica Ignacio Pardo, responsable de estrategia de Sonar Ventures.

“Antes de poner en marcha una idea, la desarrollamos y la comprobamos en el mercado. Ante todo, es primordial escuchar al cliente. No hay que tener miedo a que te quiten una idea, hay que testearla porque puede ser muy buena pero si el mercado no lo necesita o no está bien desarrollada, la empresa no va a funcionar”, afirma Pardo.

Como mínimo, Sonar Ventures retiene el 40% del capital de la empresa, aunque ese porcentaje puede ser mayor en función de los inversores externos. Algunas de sus ideas estrellas han sido Foodinthebox, una caja en la que el consumidor encuentra una receta con los ingredientes necesarios para llevarla a cabo en su hogar y que se encuentra a la venta, entre otros lugares, en los supermercados Carrefour. Otro de sus éxitos es lyra., una solución que permite a los medios digitales (periódicos, revistas, blogs…) obtener una fuente de ingresos a través de la venta de los productos relacionados con el contenido de sus artículos.

Más información