Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pallete nombra a Ángel Vilá consejero delegado de Telefónica

El presidente de la operadora simplifica la cúpula directiva de la compañía y asume más poderes. Luis Blasco deja el grupo

Angel Vila
Desde la izquierda, José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, y Angél Vilá, nuevo consejero delegado.

El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha dado un vuelco al organigrama directivo de la compañía, simplificando su estructura y asumiendo más responsabilidades, y relevando a directivos vinculados a la etapa del anterior presidente, César Alierta. Los cambios más relevantes son el nombramiento de Ángel Vilá Boix, hasta ahora director de Estrategia y Finanzas, como nuevo consejero delegado, y la salida del que fuera responsable de Movistar +, Luis Blasco. Laura Abasolo asume la dirección de Finanzas y Control, en sustitución de Vilá, reportando directamente a Pallete.

En el primer año de su mandato, Pallete ya acometió una profunda remodelación del consejo de administración del que salieron tanto Alierta como sus principales hombres de confianza, y fueron sustituidos por consejeros de perfil más profesional. Ahora, el presidente de la operadora inicia el giro en el organigrama directivo del grupo para amoldarlo a su modelo de gestión, con hombres y mujeres de su confianza. Pallete ya había iniciado tímidamente ese cambio, con los fichajes de Mariano de Beer como director comercial digital; Chema Alonso como jefe de Data y a José Luis Gómez-Navarro como responsable de comunicación. Pero es ahora cuando da un giro profundo a la cúpula directiva, dejando atrás la herencia de Alierta. 

“En un contexto de continua transformación, el presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha decidido rediseñar el modelo organizativo de la compañía para acelerar el ritmo de crecimiento del negocio, facilitar la implantación y el logro de nuevas metas y objetivos, e impulsar los nuevos valores que habrán de regir la vida corporativa en los próximos años”, ha señalado la compañía en una nota.

En el nuevo esquema de responsabilidades, al presidente ejecutivo de Telefónica le reportarán directamente el consejero delegado (Ángel Vilá), la Secretaría General del Consejo (Ramiro Sánchez de Lerín), el responsable de Data (José María Alonso), y seis direcciones generales: Finanzas y Control (Laura Abasolo), Comunicación y Marketing (José Luis Gómez-Navarro), Asuntos Públicos y Regulación (Carlos López Blanco), Estrategia y Desarrollo Corporativo (Enrique Lloves), jefa de Gabinete (María García-Legaz) y Asuntos Públicos de Presidencia (Francisco de Bergia).

Por su parte a Vilá le reportarán las cinco filiales en las que se divide el grupo -España, Brasil, Hispanoamérica, Alemania y Reino Unido-, y las direcciones generales Comercial Digital y de Recursos Globales.

Laura Abasolo asumirá la dirección de Finanzas y Control, que engloba las responsabilidades sobre las áreas de Finanzas, Fiscal, Planificación Financiera y Coordinación, Consolidación y Políticas Contables, Control y Planificación y Relaciones con Inversores. Hasta la fecha, Abasolo era directora de Planificación, Contabilidad y Control de Gestión y es miembro del Comité Ejecutivo desde marzo de 2014.

Laura Abasolo, nueva directora de Finanzas de Telefónica.
Laura Abasolo, nueva directora de Finanzas de Telefónica.

Asimismo, se crea la Dirección de Estrategia y Desarrollo Corporativo, cuyo máximo responsable será Enrique Lloves –hasta ahora director de Desarrollo Corporativo y de Fonditel– que se incorporará al Comité Ejecutivo de la compañía.

Simplificación del área digital

También se da un vuelco al área digital y de innovación. Enrique Blanco sumará a sus responsabilidades actuales -Global Chief Technology Officer- el área de sistemas, hasta ahora liderada por Phil Jordan (Global Chief Information Officer), que deja la compañía, y cuyo cargo desaparece.

Por otra parte, y "con el objetivo de focalizar todos los esfuerzos y recursos destinados a innovación en una misma área", se integra Telefónica Open Future en el área de Innovación, liderada por Gonzalo Martín-Villa.

La reorganización del área de innovación, va a tener como consecuencia la próxima salida de Javier Placer, hasta ahora consejero delegado de Open Future y sobrino de César Alierta. Bajo la presidencia de éste, fichó por el grupo en 2011, y se hizo cargo del área de start-up en abril de 2014, desde la que se han apoyado o financiado 7.000 proyectos.

Javier Placer, sobrino de Alierta, dejará próximamente el grupo

Placer había tenido que ceder poder en este área desde la salida de Alierta y, tras sus enfrentamientos con otros responsables de innovación, como el jefe mundial de Wayra, Mariano Amartino, que se fue del grupo. Placer estuvo envuelto en el caso Tabacalera pero fue absuelto por prescripción del delito.

Salida de Blasco

El hasta ahora presidente del área de Vídeo en España y exresponsable de Movistar +, Luis Blasco, deja la compañía. La salida de este histórico directivo, amigo íntimo de Alierta, se daba por descontada desde que fuera condenado a un año de cárcel por el uso de las tarjetas black de Bankia. El cargo de presidente no ejecutivo que ocupaba oficialmente Blasco en el organigrama desaparece. A cargo del día a día del negocio de la plataforma de contenidos de Telefónica se mantiene Pedro García Guillén, como consejero delegado, que reporta directamente al presidente de Telefónica de España, Luis Miguel Gilpérez.  

Vilá será nombrado además consejero ejecutivo del grupo, ocupando la vacante propiciada por la salida del órgano del gobierno de Julio Linares. El exconsejero delegado seguirá vinculado al grupo y se propondrá su próxima incorporación a los consejos de Telefónica Brasil y Telefónica Deutschland. Asimismo, continuará ejerciendo labores de representación institucional de la Compañía en diversos organismos.

“En el avance hacia una compañía de plataformas, la compañía sigue simplificando su estructura, unificando áreas de gestión para agilizar la toma de decisiones y la ejecución, reforzando las capacidades tecnológicas y de innovación de Telefónica”, indica la multinacional en su nota.

Vilá, un hombre de la casa

Ángel Vilá, consejero delegado de Telefónica.
Ángel Vilá, consejero delegado de Telefónica.

Ángel Vilá Boix inició su carrera en Telefónica en 1997 como controller del grupo, asumiendo en 1998 el cargo de director financiero de Telefónica Internacional. En el año 2000 fue nombrado director de Desarrollo Corporativo, hasta 2010, cuando sumó a sus funciones la gestión del grupo de Filiales, compuesto por Atento, T -Gestiona y Telefónica Contenidos. En 2011 fue nombrado director de Finanzas incorporando posteriormente las responsabilidades sobre Fonditel y Estrategia Corporativa.

Vilá ha participado en operaciones tan significativas como las adquisiciones de O2, Brasilcel/Vivo, EPlus o GVT, así como en la OPV de Telefonica Deutschland, entre otras.

Hasta ahora era miembro del consejo de administración de TEF Deutschland y de Telefónica Brasil, así como del Patronato de la Fundación Telefónica. Con anterioridad perteneció, entre otros, a los consejos de BBVA, Telco SpA, Atento, Telefónica Contenidos, Digital+, Telefónica Czech Republic, Endemol, CTC Chile, Indra SSI, así como al Advisory Panel de Macquarie MEIF.

En 2015 recibió el premio Best CFO European Telecoms de Institutional Investor. En 2013 y 2014 fue galardonado por Thomson Reuters Extel como Mejor CFO en España, y en 2014 como Mejor CFO en el sector de telecomunicaciones en Europa.

Ángel Vilá es Ingeniero Industrial por la Universidad Politécnica de Cataluña y posee un MBA por la Universidad de Columbia (New York). Antes de comenzar a trabajar en Telefónica, Vilá había desarrollado su carrera profesional en Citigroup, McKinsey&Co, Ferrovial y Planeta.