Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno frena una opa de Aena sobre Abertis

El gestor aeroportuario admite que intentó pujar por la compañía de autopistas, pretendida por la italiana Atlantia

AENA
Logotipo de Abertis en la sede de la compañía AFP

El gestor aeroportuario Aena ha admitido que su consejo de administración analizó la posibilidad de lanzar una opa sobre Abertis pero el Estado, su accionista mayoritario a través de la entidad pública Enaire, frenó la operación, según comunicó este miércoles la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Y es que al Gobierno de Rajoy no le hacía mucha gracia implicar a Aena en una macroperación como la contraopa sobre Abertis, aunque no vea tampoco con buenos ojos la opa que ha lanzado la italiana Atlantia (antigua Autoestrade) sobre la compañía de autopistas catalana. La opa de Atlantia valora Abertis en 16.300 millones de euros, a los que hay que sumar la deuda de 15.000 millones, por lo que Aena hubiera elevado considerablemente su endeudamiento.

Aena ha confirmado que su consejo de administración y su comisión ejecutiva se reunieron para analizar “la viabilidad financiera e industrial” de una oferta de compra sobre Abertis, la empresa catalana sobre la que la italiana Atlantia ha lanzado una opa a 16,5 euros por título, lo que supone valorar la compañía en más de 16.000 millones de euros.Al parecer, la operación suscitó el interés de un accionista minoritario privado (el fondo británico TCI), que pidió que se tratara en el consejo, informaron en fuentes oficiales. 

El gestor aeroportuario explica que, antes de adoptar una decisión definitiva acordó solicitar la posición de su accionista mayoritario, Enaire, titular del 51% del capital social. Y es que, “habida cuenta de la transcendencia económica y estratégica de la operación”, hubiera precisado la necesidad de autorización del Consejo de Ministros y la necesidad del acuerdo de la junta general de accionistas al tratarse de una adquisición de activos esenciales al superar el 25% del valor de los activos de Aena.

La respuesta de Enaire le ha llegado hoy. El consejo del ente público ha notificado que "una vez examinada la potencial adquisición de Abertis por Aena y valoradas sus implicaciones de todo orden, así como las razones de oportunidad y de contribución al interés general, ha decidido por unanimidad rechazar esta potencial adquisición", según se refleja en la comunicación a la CNMV.

La pérdida de la españolidad de Abertis, que además de ser el primer concesionario de autopistas de peaje, es accionista de control de Hispasat y socio de referencia de Cellnex, preocupan al Ejecutivo, pero finalmente ha podido más la prudencia y se ha frenado una contraopa que tenía varias implicaciones, tanto financieras como políticas. Y es que si la operación se afrontaba en metálico, Aena hubiera disparado su endeudamiento mientras que si se hacía con canje de títulos se hubiera diluido la presencia accionarial del Estado.

Si sale adelante la opa de Atlantia, controlada por la familia Benetton, la fusión creará el mayor concesionario europeo de autopistas, con un valor en Bolsa de 36.000 millones y 13.600 kilómetros de vías gestionadas. La Caixa, a través de Criteria, como principal accionista de Abertis rechazó en mayo pasado la opa de Atlantia, ya que su participación en el grupo resultante estará muy diluido, y además la sede dejaría de estar en Barcelona.

Por otra parte, esta fallida operación pone de relieve una vez más las diferencias de criterio entre el equipo gestor de Aena, encabezado por José Manuel Vargas, y el actual Gobierno, con el ministro de Fomento, ïñigo de la Serna, como principal protagonista, ya que el gestor aeroportuario depende de su departamento.

Aena chocó con Fomento en la revisión de las tarifas aeroportuarias y ha reclamado sin ambages más autonomía en la gestión, para lo que sería preciso que el Estado perdiera la mayoría en el capital, lo que le permitiría afrontar operaciones como la concesión de aeropuertos internacionales u opas como la de Abertis sin necesidad de contar con el permiso del Consejo de Ministros.   

Vuelta a la cotización

El regulador bursátil había suspendido la cotización tanto de Abertis como de Aena antes de la apertura ante las informaciones que apuntaban a esa posible opa, y levantó esa suspensión a las once de la mañana. Las acciones de Aena cerraron la sesión bursátil de este miércoles con una subida del 2,29% y las de Abertis lo hicieron con un incremento del 0,15%. 

El silencio de La Caixa

Una oficina bancaria de CaixaBank.
Una oficina bancaria de CaixaBank. REUTERS

MIGUEL A. NOCEDA

Criteria, brazo industrial de CaixaBank, guarda silencio ante los movimientos en torno a Abertis, sociedad en la que es el principal accionista con el 22,3% del capital. El grupo catalán rechazó en mayo pasado la opa de Atlantia, al considerar el precio ofrecido muy bajo y que su participación en el grupo resultante estaría muy diluido, además de que la sede dejaría de estar en Barcelona.

Después se ha mostrado cauto, extremo que se ha interpretado como un intento de estar buscando un caballero blanco, figura que habría representado Aena, para contrarrestar a la firma italiana. La oferta de Atlantia, además, despertó el interés de varios fondos internacionales. Mientras, el Gobierno la miraba con inquietud, sobre todo por la participación en la empresa de satélites Hispasat, que se considera estratégica. Fuentes del entorno del grupo han subrayado que se pronunciarán cuando se acerque el momento de concretarse la oferta y haya pasado los filtros de las diversas autoridades implicadas, empezando por la CNMV española.

Precisamente, Abertis intentó comprar Atlantia en 2006 en un movimiento en dirección contraria al que ahora se ha producido. Si la oferta de Atlantia acaba triunfando, daría lugar al líder mundial de gestión de autopistas, con una red de más de 14.000 kilómetros.