Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Popular sigue en caída libre y pierde un 25% de su valor en la semana

Los títulos del banco presidido por Saracho pierde más de un 4% a media sesión

En la imagen, la bolsa de Madrid.
En la imagen, la bolsa de Madrid. EFE

El Popular está surcando una de las peores tormentas de su historia. En los últimos meses ha afrontado la marcha de su anterior presidente tras presentar pérdidas millonarias, la dimisión del consejero delegado la semana pasada, cuando la entidad también revisó sus cuentas de 2016 porque admitió que había provisiones mal reflejadas. El culmen se ha producido esta semana con el voraz ataque lanzado por los mercados financieros después de que su nuevo presidente, Emilio Saracho, anunciara el lunes que la entidad está "abocada" a una nueva ampliación de capital —la cuarta desde 2012— y no descartara una fusión para garantizar la supervivencia del banco.

Desde el anuncio de Saracho, las acciones del banco que cotizan en el selectivo español Ibex 35 se han desplomado. Acumulan una pérdida del 25% en cuatro días. Es decir, desde el lunes el banco ha perdido una cuarta parte de su valor en Bolsa. Los títulos del Popular cotizaban este jueves a 0,61 euros, lejos del máximo histórico registrado en abril de 1998 cuando se valoraban a 43,3 euros por título.

El malestar entre los accionistas minoritarios se extiende con cada nueva pérdida en Bolsa. Acumulan pérdidas notables por la deriva del banco que lucha por fortalecer su capital para capear la tormenta. Hace ahora un año, el pasado 26 de mayo, los accionistas vieron con los títulos del banco cayeron un 26% en una sola jornada, tras anunciar una nueva ampliación de capital por valor de 2.505 millones de euros. Con el valor por título actual, la capitalización del Popular es de 2.547 millones de euros, tan solo 42 millones por encima del valor de dicha ampliación.

"Tenemos que actuar rápida y decididamente para atacar sin excusas y sin sentimentalismo los problemas", aseguró el lunes el presidente del Popular. Saracho pretende colocar la nueva ampliación de capital entre inversores institucionales. Mientras consigue sacar adelante la recapitalización del banco, pretende vender paquetes de sus activos inmobiliarios, una participación de la filial de tarjetas, WiZink, y la filial en Estados Unidos, para conseguir más recursos con los que afrontar el temporal.

Más información