Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los costes laborales subieron un 1% el año pasado

Los datos desestacionalizados muestran que la mejora de los salarios se desacelera

Dos trabajadores de la construcción
Dos trabajadores de la construcción EFE

El coste de la hora trabajada creció un 1% en 2016, según el INE. Este dato, que procede del Índice de Coste Laboral Armonizado, está en línea con otros indicadores sobre la evolución de los salarios, como el que arroja la negociación colectiva, que el año pasado reflejaba un aumento pactado del 1,09%.

Lo que muestran las cifras divulgadas este jueves por el INE es que la mejora de salarios ha frenado respecto al ritmo que mantenía el año anterior en el mismo periodo. A finales de 2015 y comienzos de 2016, el incremento anual llegó a ser del 1,8% y del 3,1%, respectivamente. Sendos datos hay que tomarlos con cuidado, puesto que la devolución de la paga extra de los trabajadores públicos suspendida en 2012 distorsionó entonces la serie estadística.

Los costes laborales subieron un 1% el año pasado

A pesar de esta cautela, la tendencia de fondo es similar, pero menos acentuada. Esto se aprecia al eliminar los efectos del calendario de la estadística y desestacionalizar las cifras. Si a finales de 2015 el aumento era del 1,2%, al acabar el año pasado la subida era de apenas un 0,1%, el dato más bajo de todo el ejercicio.

Por ramas de actividad, el mayor incremento se da en la inmobiliaria. En ella el aumento de costes laborales fue del 3,2%. Este dato es un indicador de que este sector está mejorando. Uno más, puesto que en la encuesta de población activa conocida a finales de enero también el empleo mostró una gran mejora, más del 14%.

Si la rama inmobiliaria lidera las subidas, la de información y comunicaciones vio como sus costes laborales bajan un 2,9%. También cae en la construcción, -1,9%, y en la educación, -1,6%.

El índice de coste laboral armonizado (ICLA) es un dato sintético elaborado por el INE para poder elaborar comparaciones con la Unión Europea. Para elaborarlo se parte de los datos de la encuesta trimestral de coste laboral y se toma como año base 2012.