Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Coche eléctrico

Seat ve cerca el fin del diésel por la dureza de la normativa de emisiones

El presidente de la marca, Luca de Meo, augura que a partir de 2025 la tecnología eléctrica será la mayoritaria dentro de la marca de Martorell

Las perspectivas de endurecimiento de la regulación sobre emisiones abocarán a los fabricantes de coches a repensarse el futuro del vehículo de combustible diésel. Luca de Meo, el presidente de Seat, ha asegurado esta mañana en una rueda de prensa en el Salón de Ginebra que por “un simple tema de costes” la rentabilidad de estos coches será muy complicada en el futuro, especialmente para los pequeños. La marca del consorcio alemán Volkswagen ha presentado en la ciudad suiza el nuevo Ibiza y ha asegurado que en sus planes está crecer en mercados como Francia e Italia.

El presidente de SEAT, Luca de Meo, la semana pasada en una conferencia
El presidente de SEAT, Luca de Meo, la semana pasada en una conferencia EFE

“Si las normativas sobre emisiones se endurecen, los vehículos pequeños a diésel no serán rentables. Son el segmento más sensible”, ha explicado De Meo. El escándalo de los coches trucados del grupo VW ha acelerado la apuesta del sector por la electrificación y el presidente de la marca ha recordado que en el horizonte hay dos fechas, el 2020 y el 2025, en el que se prevén cambios legislativos con respecto a las emisiones de CO2 y partículas en suspensión. Hacer que los coches cumplan con la normativa implicaría un aumento en el precio de los coches.

Seat, ha explicado de Meo, va está experimentando un cambio en su mix de ventas entre diésel y gasolina. El presidente ha puesto como ejemplo el Ibiza, en el que las ventas del modelo que funciona con diésel apenas representan el 20%. Si bien no ha dicho una fecha en concreto, de Meo ha augurado que a partir de 2025 la tecnología eléctrica será la mayoritaria dentro de la marca de Martorell.

Un seguimiento mes a mes

El presidente de la alianza Nissan Renault y presidente del fabricante francés, Carlos Ghosn, ha sido menos tajante que su homólogo en Seat, Luca de Meo. "No puedo decir cuándo dejaremos de hacer coches diesel, mes a mes estamos monitoreando las cifras de ventas para podernos hacer una idea. Pero lo que responda hoy ya no valerá mañana", ha asegurado Ghosn en un encuentro con la prensa durante el Salón del Automóvil de Ginebra.

El 60% de los coches que vende Renault aún usan ese combustible. El directivo ha asegurado que el impacto del cambio de tecnología será desigual en los distintos segmentos de coche, afectando a los más pequeños primero, ya que las modificaciones para hacerlos cumplir las normativas de emisiones elevarían su coste.

Ghosn, sin embargo, ha asegurado que se mantendrá el estandar más alto de control de emisiones, a pesar de que Estados Unidos apruebe una legislación más laxa. "Nuestro compromiso es con el medio ambiente, no con un mercado", ha explicado


El primer eléctrico de Seat saldrá al mercado en 2018 y por lo pronto se sabe que será un modelo nuevo, no una versión eléctrica de uno de sus actuales coches. “El mercado de este tipo de coches es residual”, ha recordado de Meo. La apuesta de Seat es lanzar el coche eléctrico precisamente en el momento en que la inminencia de las nuevas regulaciones sobre emisiones anime el mercado de los coches más limpios y además aprovecharse de los desarrollos que hagan las otras marcas del consorcio.

En los dos primeros meses de este año, las ventas de Seat han crecido un 13%, una cifra que de Meo espera se siga manteniendo. Los buenos resultados se han visto empujados por el éxito del Ateca y este año con la llegada de su hermano SUV pequeño, el Arona, esperan seguir la misma senda. La marca, que ha invitado a varios medios a Ginebra (este diario entre ellos), aún no ha anunciado los resultados del año pasado, pero en los primeros tres trimestres ganó 137 millones de euros. Wayne Griffiths, el vicepresidnete ejecutivo comercial de la marca, ha explicado que esperan crecer en Italia y Francia, así como en el norte de África.