Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El beneficio de Coca-Cola se desploma en la recta final del año

La compañía de refrescos encadena siete caídas trimestrales consecutivas de los ingresos

Refrescos de cola en una tienda
Refrescos de cola en una tienda AFP

La multinacional Coca-Cola despidió el ejercicio con una caída de casi el 70% en el beneficio correspondiente al cuarto trimestre, que quedó en 515 millones de dólares. La ganancia para el conjunto del año se redujo así hasta los 8.140 millones, un 15% menos cuando se compara con 2015. No es solo que la reestructuración esté siendo costosa. Los ingresos encadenan siete trimestres consecutivos de caídas.

La cifra de negocio de Coca-Cola se redujo a 41.860 millones de dólares, lo que representa una moderación anual del 5%. De ese total, 9.410 millones corresponden a los meses de octubre a diciembre, un 6% menos. Muhtar Kent, que el próximo mes de mayo cede el mando a James Quincey, asegura pese a todo se están haciendo “progresos” en el proceso de transformación del modelo de negocio, que se presentó en 2014.

Las acciones de Coca-Cola cayeron un 2% tras presentar resultados. Las cuentas están en línea con lo que anticipaba Wall Street. La guía a los inversores muestra, sin embargo, que sigue soplando el viento de cara. "Esperamos otro año de volatilidad", indicó. La multinacional anticipa que los ingresos serán “modestamente más bajos” en el ejercicio 2017 que en el pasado, cuando los analistas esperaban que se estabilizarán o incluso mejoraran ligeramente.

Quincey, que actualmente ocupa el cargo de director de operaciones, explicó en la conferencia con los analistas que la estrategia para este año pasa por incrementar el volumen de ventas en los países emergentes, con campañas de promoción más intensa de los productos. Para los mercados ya maduros, sin embargo, es concentrarse más en los precios que en el total de las cajas vendidas, recurriendo a un empaquetado más pequeño que eleve el margen

El cambio de consejero delegado se anunció hace justo dos meses. La compañía está tratando de adaptarse a las nuevas tendencias de consumo, agilizando su estructura e incorporando nuevos productos para reducir su dependencia en las bebidas gaseosas. Hay países, como España, que están contemplando poner una tasa en este tipo de productos por su efectos en la salud. También afecta a su rendimiento la apreciación del dólar.