Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Crecen un 32% los beneficios del banco de CaixaBank en Portugal

BPI gana 313 millones de euro en 2016, casi la mitad en su actividad nacional

El presidente de BPI, Fernando Ulrich.
El presidente de BPI, Fernando Ulrich. EFE

Los beneficios del Banco Portugués do Investimento (BPI), en un 45% propiedad de CaixaBank, crecieron el pasado año un 32,5% al totalizar 313,3 millones de euros, según el balance presentado en la tarde del jueves por su presidente, Fernando Ulrich.

De esos beneficios, el 47% son ya de su actividad doméstica (147 millones de euros), mientras que el resto proceden de su actividad internacional, principalmente del Banco de Fomento de Angola (BFA), donde hasta el año pasado tenían el 50,1%. En este ejercicio no se contabiliza la venta del 2% a la empresaria angoleña Isabel Dos Santos, que pasa a detentar la mayoría del banco africano.

Ulrich ha conseguido aumentar los beneficios de su actividad portuguesa ya que hace un año la africana suponía el 80% de los beneficios. En las cuentas presentadas a la Comisión de Valores, el BPI señala que el margen de su actividad local ha aumentado un 14,3%. El pasado año, la actividad doméstica aumentó un 58% y la internacional, un 16%.

BPI sigue en un proceso de recortes de costes estructurales, que en una década han bajado en un 19%, principalmente con el cierre de 272 oficinas (un 34%) y el recorte de 2.260 empleados (un 29%). El recorte va a seguir en los próximos dos años, según ha anunciado CaixaBank en la presentación de su opa.

Ulrich anunció que BPI emitirá deuda subordinada por valor de 250 millones de euros para cumplir los nuevos ratios de capital exigidos por los reguladores europeos.

En estos días, los accionistas de BPI tienen una opa de CaixaBank para adquirir el 55% que aún no está en su poder, por un precio de 1,134 euros la acción.

El banco catalán posee el 45,5% de BPI, Santoro (Isabel Dos Santos) el 18,6% que, probablemente, venderá para aumentar capital en el banco de la competencia BCP, la aseguradora Allianz (8,4%), que, probablemente, mantendrá, y la familia portuguesa Violas, el 2,7%, que ha anunciado que venderá.