Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hyperloop tendrá sede europea en Toulouse

El futurista sistema de transporte se instala en Francia para desarrollar tecnología y un marco regulatorio al mismo tiempo

Recreación de una vía de Hyperloop.
Recreación de una vía de Hyperloop.

El Hyperloop, el sistema de transporte en cápsulas parecidas a vagones que circulan por tubos instalados en la superficie y que promete velocidades cercanas a los 1.000 kilómetros por hora, tendrá un centro de investigación en Europa, en la ciudad francesa de Toulouse. Lo que nació como una propuesta de Elon Musk, el fundador de Tesla, está ya inmerso en una carrera por la innovación para convertir el proyecto en realidad.

Hyperloop Transportation Technologies, con Dirk Ahlborn al frente, es una de las empresas que tomó el testigo de Musk en la ejecución del proyecto. Hasta ahora, toda su actividad se centraba en Estados Unidos, en Quay Valley, a mitad de camino entre San Francisco y Los Ángeles, donde se encuentra el primer circuito de pruebas del sistema. La empresa acaba de anunciar un acuerdo con la ciudad francesa de Toulouse, sede de las grandes aeronáuticas en Europa, para tener un centro de investigación y desarrollo en la localidad.

La instalación tendrá una superficie de 3.000 metros cuadrados y estará muy cerca del aeropuerto de Francazal, una antigua base militar reconvertida en centro de innovación. Hyperloop cerró hace escasos días una ronda de financiación de más de 100 millones de euros.

Ahlborn, máximo ejecutivo, explica por qué escogieron el sur de Francia: “Con este centro vamos a poder desarrollar y fabricar tecnología aeroespacial, mejorar nuestro sistema. La cantidad de talento que se encuentra en esta zona nos permite tener acceso a la contratación de algunas de las mentes más brillantes en este campo”.

El alcalde de la localidad Jean-Luc Moudenc, reconoce que, aunque esto no sea estrictamente aeronáutica, sirve para reforzar su posición de liderazgo en innovación: “Representan lo último en transporte. Esta colaboración tendrá un gran impacto no solo en Europa, sino en todo el mundo”.

Al frente de esta sede europea estará un español, Andrés de León, director de operaciones de Hyperloop. El directivo considera que la relación con el gobierno local va a acelerar su desarrollo: “Es justo lo que necesitamos para hacerlo realidad en Europa. Podemos ir de la mano para desarrollar a la vez la tecnología y el marco regulatorio”.

Aunque Hyperloop Transportation Technologies (HTT) no es la única empresa que quiere hacer realidad el sueño de Elon Musk, sí es la que ha conseguido avances más palpables. Además de las sedes de Quay Valley y esta de Francia, han firmado acuerdos con varios gobiernos. En la República Checa han cerrado un contrato en Brno para conectar Praga y Bratislava. El domingo 22 sellaron un acuerdo estratégico con el jeque Falah bin Zayed de Abu Dabi para crear una ruta entre su ciudad y Al Ain.

Más información