Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Discapacitados protestan contra las trabas que les pone Ryanair para volar

Más de 250 personas se concentran en Barajas contra los “múltiples casos de discriminación” que aplica la aerolínea irlandesa a los pasajeros con discapacidad

Un grupo de discapacitados protesta contra Ryanair en la terminal 1 del aeropuerto de Madrid-Barajas.
Un grupo de discapacitados protesta contra Ryanair en la terminal 1 del aeropuerto de Madrid-Barajas.

Más de 250 personas con discapacidad se concentraron el mediodía de este sábado en la Terminal 1 del Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas en un acto de protesta contra la compañía aérea Ryanair, a la que acusan discriminar de forma “sistemática y permanente” a los pasajeros con discapacidad, poniéndoles todo tipo de trabas en sus vuelos.

La protesta ha sido promovida por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), entidad que ha recibido numerosas denuncias contra la compañía irlandesa de bajo coste por “múltiples casos” de discriminación. “Invocando peregrinas razones de seguridad, y sin ningún compromiso social, se excluye a los pasajeros con discapacidad, denegándoles el embarque directamente u obligándoles a llevar un acompañante a sus propias expensas. Usan una normativa europea abusiva y discriminatoria para decirnos que como pasajeros no somos bienvenidos”, señaló Luis Cayo Pérez Bueno, presidente del CERMI.

El último caso que ha trascendido públicamente ha sido el de Javier García Pajares, un estudiante español sordociego que está realizando una beca Erasmus en Londres. Según su testimonio, Ryanair no le permitió volar solo la pasada Navidad alegando motivos de seguridad. “El caso de nuestro compañero Javier García Pajares es la muestra de algo devastador que se quiere que aceptemos como natural. Es el momento de decirles que el bajo coste no puede traducirse en menos derechos”, añadió el presidente del CERMI.

Además, el CERMI exige a la Comisión Europea la modificación urgente del Reglamento de derechos de los pasajeros con movilidad reducida, que se aplica en toda Europa desde 2006, al considerar que no protege adecuadamente a las personas con discapacidad. “Este reglamento permite que compañías sin conciencia social lo apliquen en su peores versiones”, concluyó el representante del CERMI.

Respuesta de Ryanair

Por su parte, Ryanair negó que practicara ningún tipo de discriminación como prueba los “miles de pasajeros que requieren asistencia especial y eligen volar con nuestra compañía cada semana, un servicio que se desarrolla habitualmente con normalidad”, indicó un portavoz de la aerolínea en declaraciones a Servimedia.

La compañía asegura que tras analizar el caso de Javier García Pajares le permitió que volara sin acompañante y que fue él quien finalmente decidió no viajar. En primer lugar, el equipo de atención al cliente de Ryanair solicitó al pasajero documentación que confirmara que cumple con los requisitos de seguridad para volar sin acompañante. “Una vez recibidos, más de una semana después, le confirmamos que podría viajar solo, aunque finalmente decidió no hacerlo”, según el mismo portavoz.

“Estamos orgullosos de la atención que ofrecemos a todos nuestros clientes y seguimos esforzándonos por mejorar nuestro servicio cada día”, añadió.